Martes, 28 de diciembre de 2010

Homil?a de monse?or H?ctor Aguer, arzobispo de La Plata, en la misa con los ni?os que hicieron la primera comuni?n durante el a?o (Iglesia Catedral, 8 de diciembre de 2010). (AICA)

AMIGOS Y MISIONEROS DE JES?S??????????

Queridos chicos: Hoy festejamos a la Virgen Mar?a, la Inmaculada Madre de Dios. Nos alegramos con ella y la felicitamos porque Dios la eligi? para ser su Madre y por eso la hizo llena de gracia. Tambi?n festejamos que ustedes este a?o han hecho su primera comuni?n; es decir: empezaron a participar plenamente de la Santa Misa recibiendo el Cuerpo y la Sangre de Jes?s, el alimento de nuestra vida cristiana. Con la primera comuni?n ustedes completaron la iniciaci?n cristiana; ahora pueden llevar una vida eucar?stica, porque cada domingo ?si est?n en gracia de Dios- pueden unirse a Jes?s en la comuni?n.

En los tres a?os de catequesis ustedes aprendieron muchas cosas que Jes?s nos ense??. Se hicieron disc?pulos suyos. Se llama disc?pulo a la persona que aprende de un maestro, es dirigida por ?l y lo sigue con amor. Ustedes empezaron a conocer a Jes?s y tambi?n empezaron a ser amigos suyos. ?Qu? saben de Jes?s? Saben, por ejemplo, que ?l es el Hijo de Dios que vive desde toda la eternidad con el Padre y el Esp?ritu Santo; que vino a la tierra, se hizo hombre y fue ni?o como ustedes ?hijo de la Virgen Mar?a-. Saben que nos habl? del Padre y nos ense?? el camino que lleva a ?l. Saben que Jes?s muri? por nosotros, para que se nos perdonen los pecados, y que resucit? para darnos la gracia que nos hace hijos de Dios. Jes?s nos dej? al Esp?ritu Santo para que nos ilumine y nos gu?e con sus dones.

Ustedes son disc?pulos y amigos de Jes?s. ?Qu? grande es esto! Pensemos un poco qu? significa ser amigos de Jes?s. Quiere decir que creemos en ?l y en todo lo que nos ense??, que lo queremos mucho, que estamos agradecidos porque ?l nos am? primero y nos eligi? para que seamos sus disc?pulos y amigos. La amistad con Jes?s se parece a la que podemos tener con otros amigos, pero tambi?n es muy distinta; es misteriosa y mucho m?s importante. Jes?s es un amigo que no falla, que nunca nos va a olvidar o a traicionar. Nosotros tenemos que preocuparnos de no olvidarlo ni fallarle a ?l. Poco a poco vamos aprendiendo a tratar con ?l, a hablar con ?l. Eso es la oraci?n: hablar con ?l, a veces usando las oraciones que aprendimos de memoria, a veces usando nuestras propias palabras para conversar familiarmente con ?l, como lo hacemos con nuestros amigos. Pero la amistad pide que tambi?n escuchemos al amigo: qued?ndonos en silencio, leyendo el Evangelio, atendiendo en la Misa al sacerdote que predica. Sobre todo cuando comulgamos tenemos que aprovechar ese momento, sin distraernos, para conversar con Jes?s y para escucharlo, porque a veces nos habla sin ruido de palabras, nos habla directamente al coraz?n.

Queridos chicos: quiero decirles otra cosa m?s. Si somos amigos de Jes?s, si estamos contentos con serlo, nos tiene que gustar que otras personas lo conozcan y se hagan amigos suyos. A ustedes Jes?s los eligi? para que est?n con ?l y para que cuenten a otros qu? bueno es eso. Jes?s quiere que sus disc?pulos y amigos sean tambi?n sus misioneros. Quiz? ustedes oyeron que hay muchos hombres y mujeres que dejan su patria y van a pa?ses lejanos para llevar el mensaje de Jes?s. En realidad, todos los cristianos tenemos que ser misioneros y para eso no hace falta irse lejos. Ustedes tambi?n tienen que ser misioneros: misioneritos y misioneritas de Jes?s. ?D?nde? ?C?mo? En la propia casa, por ejemplo, cont?ndoles a sus padres y a sus hermanos lo que aprendieron en la catequesis, record?ndoles que los domingos tienen que ir a Misa todos juntos, en familia. En el colegio, en el barrio, en el club, donde sea, tienen que ser misioneros para que otros chicos se acerquen a Jes?s; pueden hablarles de ?l, llevarlos a la iglesia, pueden darles buen ejemplo y ayudarlos en lo que necesiten. Recuerden siempre esto y rep?tanlo interiormente: soy amigo y misionero de Jes?s. Ahora lo repetimos en voz alta, todos juntos: ?soy amigo y misionero de Jes?s!

Que Mar?a, la Virgen Inmaculada, los ayude a mantener esa decisi?n, los bendiga y los proteja siempre.?

Mons. H?ctor Aguer, arzobispo de La Plata?


Publicado por verdenaranja @ 21:57  | Homil?as
 | Enviar