Jueves, 30 de diciembre de 2010

Es lo que escriben en el mensaje final los participantes del Seminario sobre la "Nueva situaci?n de la Misi?n Ad Gentes. Intercambio de sacerdotes y agentes pastorales - Formaci?n - Vocaciones", que se ha celebrado en Abidjan, Costa de Marfil, del10 al 14 de noviembre, patrocinado por el CCEE (Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas) y por el Simposio de las Conferencias Episcopales de ?frica y Madagascar (SECAM / SCEAM) (ver Fides 5/11/2010; 11/11/2010). (Fides)???

1. Saludos e Introducci?n: ?Que la gracia de nuestro Se?or y Salvador Jesucristo est? con vosotros! Nosotros, vuestros obispos procedentes de Europa y ?frica, como representantes del Consejo de Conferencias de Obispos Europeos (CCEE) y del Simposio de las Conferencias Episcopales de ?frica y Madagascar (SECAM), nos hemos reunido aqu? en la Arquidi?cesis de Abidjan, Costa de Marfil, del 10 al 14 de noviembre de 2010. Este es el tercer seminario conjunto de este tipo de los dos cuerpos continentales despu?s de la inauguraci?n del simposio que tuvo lugar en Roma, en noviembre de 2004 sobre el tema de Comuni?n y la Solidaridad entre ?frica y Europa. Los dos ?ltimos seminarios tuvieron lugar en Elmina, Ghana en 2007 y en Liverpool, en el Reino Unido en 2008.?

En este seminario, en Abidj?n, hemos estado reflexionando sobre el tema: Nuevas situaciones de la misi?n Ad Gentes: Intercambio de sacerdotes y agentes pastorales-Formaci?n y Vocaciones, junto con algunos participantes de algunos organismos asociados de nuestra Iglesia a quienes estamos muy agradecidos por su apoyo y presencia.?

2. Para la Iglesia en Costa de Marfil: Damos gracias a Dios por haber hecho posible para nosotros el tener esta reuni?n intercontinental de los obispos en un ambiente de intercambio fraternal de experiencias pastorales. Es un paso m?s en la mejora de la Comuni?n y Solidaridad Pastoral entre ?frica y Europa, el principal objetivo de este proyecto colaborativo de CCEE-SECAM. Juntos, damos las gracias a la Iglesia en Costa de Marfil y en particular por la Arquidi?cesis anfitriona de Abiy?n por su c?lida y maravillosa hospitalidad y por compartir su riqueza de fe cat?lica y tradici?n con nosotros. Oramos y deseamos a este querido pa?s el bien en los pr?ximos a?os. ?Que el Se?or nuestro Dios os bendiga con su paz y progreso en armon?a! ?Que Mar?a, Nuestra Se?ora de la Paz, interceda por Costa de Marfil!?

Este mensaje va dirigido especialmente a los obispos, clero y religiosos, y al pueblo fiel de Dios en nuestros dos continentes de Europa y ?frica.?

3. Nuevas situaciones de las Iglesias de Europa y ?frica en la actualidad: Queridos hermanos en Cristo, en los ?ltimos treinta a?os m?s o menos, la Iglesia en todo el mundo ha vivido una fuerte transformaci?n, que ha planteado nuevos desaf?os a la misi?n misma de la evangelizaci?n que Jesucristo ha confiado a la Iglesia. Algunos de estos cambios sociales, pol?ticos y culturales provienen del fen?meno de globalizaci?n y secularizaci?n en el mundo de hoy. Fue en respuesta a estos desaf?os en todas partes que el difunto Papa Juan Pablo II, ahora Siervo de Dios, llam? a una nueva evangelizaci?n. Y en junio de este a?o, Su Santidad el Papa Benedicto XVI cre? el Consejo Pontificio para la Nueva Evangelizaci?n. Nos regocijamos con esto y nos unimos a nuestro Santo Padre en la oraci?n por el ?xito de coronar este nuevo impulso en la misi?n evangelizadora de la Iglesia.?

Por origen y por su propia naturaleza la Iglesia es misionera, y todos sus miembros, en virtud de su bautismo, est?n llamados a ser misioneros tambi?n de forma individual y como una comunidad en el Cuerpo de Cristo (cf. Mt 28, 18-20.; 1 Cor. 12,04 y siguientes). Evangelizar es la misi?n de todo cristiano, ya sea en ?frica, en Europa o en cualquier otro lugar.?

Por tanto, estamos agradecidos a Dios hoy d?a porque ?frica, gracias a los muchos siglos de sacrificio desinteresado de los cientos de miles de misioneros procedentes de Europa y de otros lugares, tiene una vibrante Iglesia y, ahora rica en vocaciones al Sacerdocio Santo y la Vida Religiosa Consagrada, est? ofreciendo sacerdotes y ?personal religioso para el trabajo pastoral-misionero en el mundo en agradecimiento a Dios. La Iglesia en ?frica est? de hecho dando cumplimiento a la llamada del Papa Pablo VI, 1969 en Kampala, Uganda, a ser misionera para s? misma dentro de la Iglesia y tambi?n para el mundo.?

4. Vocaciones sacerdotales y religiosas: En nuestras deliberaciones e intercambio aqu? en Abidj?n sobre las vocaciones al Sacerdocio Santo y la vida religiosa consagrada, reconocemos la necesidad de preparar a nuestros sacerdotes y religiosos mejor y dotarlos de las competencias necesarias intelectuales, pastorales, psicol?gicas y espirituales para los trabajos de la nueva evangelizaci?n seg?n lo exigido por los desaf?os de hoy d?a.?

Para esta tarea de formaci?n, nuestra Iglesia abunda en los conocimientos necesarios, en los documentos y directrices del Magisterio para la formaci?n integral de los sacerdotes, religiosos y agentes pastorales. Tenemos que tener debidamente en cuenta tales ense?anzas de la Iglesia como "Fidei donum (1957) del Papa P?o XII, los documentos del Vaticano II como Optatam totius y Presbyterorum Ordinis, as? como los post-conciliares, como Postquam Apostoli (1980), Pastores dabo vobis (1992), etc, Por lo tanto, los recomendamos a los formadores de nuestros seminarios y casas religiosas y alentamos su uso, adem?s de otras directrices oficiales pertinentes de la Iglesia.?

5. La presencia de sacerdotes africanos y europeos: Adem?s de la formaci?n de nuestros seminaristas, sacerdotes y religiosos, tambi?n revisamos cr?ticamente los diferentes tipos de presencia de los sacerdotes africanos en Europa y viceversa, es decir aquellos que realizan estudios de postgrado en instituciones de ense?anza superior eclesi?stica o secular , y los que ofrecen servicios sacerdotales pastorales en las di?cesis de Europa y ?frica, y en comunidades como capellanes, misioneros y sacerdotes fidei donum.?

En este contexto de sacerdotes enviados para otros estudios a Europa, hacemos un llamamiento a nuestros hermanos obispos de garantizar una preparaci?n adecuada en todos los sectores antes de que los sacerdotes se les permita emigrar a Europa. Tal sacerdote debe ante todo ser una persona madura, bien preparado culturalmente y espiritualmente para sacar el mejor partido de su estancia y para beneficiar a su iglesia de origen, as? como la Iglesia de destino, ya sea en Europa o en ?frica.?

Sin embargo, estamos muy contentos con el hecho de que, hoy d?a, varios sacerdotes africanos est?n no s?lo en Europa para adquirir t?tulos acad?micos, sino que tambi?n por medio de su presencia en varios ministerios pastorales all?, ya sea ?permanentes o temporales, en las di?cesis e instituciones europeas como sacerdotes o misioneros de fidei donum se?alan entre otras cosas, la naturaleza de la Iglesia como comuni?n de personas, de ministerios y carismas en Cristo Jes?s.?

Por nuestra parte, nosotros, los obispos de ?frica y Europa, renovamos nuestro compromiso de intensificar nuestro cuidado paternal y solicitud pastoral de todos los sacerdotes, los nuestros propios o los otros de otras Iglesias / di?cesis que residen en nuestras jurisdicciones eclesi?sticas, como sacerdotes-estudiantes o misioneros fidei donum. Aprovechamos esta oportunidad para agradecer a todos los sacerdotes y religiosos que han abandonado hogar, familia y pa?s para dar en sacrificio sus vidas como misioneros en otros lugares por todo el mundo. Oramos para que Dios haga surgir muchas m?s vocaciones misioneras en nuestras Iglesias.?

6. Convenios y Contratos: La Iglesia en ?frica todav?a necesita misioneros y deber?a ser misionera para s? misma ya que hay a?n millones de personas esperando escuchar la Buena Nueva de Jesucristo. Alentamos a las Iglesias locales y particulares en ?frica a escuchar la llamada rec?proca de misioneros y ayuda misionera y venir en ayuda de uno a otro aqu? en ?frica como en cualquier otro lugar.?

En este contexto de enviar misioneros donde se les necesita, recomendamos cooperaci?n a?n mayor entre nosotros los obispos y entre la Iglesia en ?frica y en Europa en la formaci?n e intercambio de personal para los distintos ministerios pastorales. Esto requerir?a acuerdos y contratos bien calculados escritos que tengan en cuenta lo que sea necesario para el bienestar de los sacerdotes, tanto como sea posible. Esto debe estar en el esp?ritu de una mayor comuni?n y solidaridad.?

Es en este mismo esp?ritu que tambi?n hablamos y rezamos por la paz en esos pa?ses en el continente de ?frica todav?a atrapado en diversas formas de conflictos, como Sud?n, Rep?blica Democr?tica del Congo, etc La misi?n de la nueva evangelizaci?n lo exige de nosotros como en una Iglesia que es familia de Dios.?

7. Mayor comuni?n y solidaridad: Queridos hermanos, nosotros, vuestros pastores de Europa y ?frica nos alegramos al decir que por la gracia de Dios nuestros dos cuerpos continentales de CCEE y SECAM est?n dando pasos muy grandes y positivos en nuestra b?squeda de una mayor comuni?n, de colaboraci?n y solidaridad pastoral entre nuestras Iglesias. Damos gracias a Dios por esto.?

A medida en que llevamos este seminario a su fin, es nuestra esperanza y oraci?n que podamos ampliar esta consulta intercontinental y celebraci?n de comuni?n y solidaridad en el futuro muy cercano incluyendo a nuestros sacerdotes y religiosos y a nuestros queridos fieles laicos.

?Que la gracia de nuestro Se?or Jesucristo, el amor de Dios Padre y la comuni?n del Esp?ritu Santo est?n con todos vosotros! Am?n.


Abidj?n, 13 de noviembre 2010?

(Traducci?n particular no oficial desde el ingl?s)

El texto completo del mensaje, en ingles


 | Enviar