Mi?rcoles, 05 de enero de 2011

Reflexiones a las lecturas de la fiesta de la Epifan?a 2011, ofrecidas por el sacerdote Juan Manuel P?rez Pi?ero

ECOS DE LA SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA??

Queridos amigos y amigas:

?Los regalos son hoy los protagonistas de la Jornada?!

?Los regalos son buenos en s? mismos; pero una preocupaci?n excesiva o un poco descontrolada? por ellos, puede aminorar e incluso, anular la celebraci?n de esta solemnidad? tan preciosa de la Epifan?a del Se?or,? hasta dejarla en nada.

Epifan?a significa? ?manifestaci?n en lo alto?: Dios que manifiesta el nacimiento de su Hijo a aquellos Magos de Oriente? y en ellos a todos los pueblos de la Tierra. Pero en realidad, la solemnidad de la Epifan?a encierra tres acontecimientos o manifestaciones de Jesucristo:

*** La manifestaci?n a todos los pueblos no pertenecientes a Israel, representados en aquellos? Magos de Oriente.

*** La manifestaci?n a Israel con ocasi?n del Bautismo del Se?or.

*** La manifestaci?n especialmente,? a sus disc?pulos, en las Bodas de Can?.

Por eso, la ant?fona del Magnificat de las V?speras de esta solemnidad, dice: ?Veneremos este d?a santo, honrado con tres prodigios: ?Hoy la estrella condujo a los Magos al pesebre; hoy el agua se convirti? en vino en las bodas de Can?; hoy Cristo fue bautizado por Juan en el Jord?n, para salvarnos. Aleluya?.

En la pr?ctica, la Manifestaci?n a los Magos de Oriente centra nuestra atenci?n este d?a. El Domingo, el Bautismo del Se?or; y el Evangelio Bodas de Can? lo encontramos solamente en el segundo domingo del Tiempo Ordinario, en el Ciclo C ? III.

Las lecturas de este d?a centran nuestra atenci?n, como dec?a antes, en la Manifestaci?n a los Magos de Oriente. Esta fiesta nos dice que Jesucristo ha venido para todos; el regalo, que es el protagonista del d?a, nos puede ayudar a comprender el sentido de esta fiesta.?

En la Natividad del Se?or y en su Octava, celebramos que Dios Padre nos ha? hecho un gran regalo, el mejor regalo? Nos ha querido tanto, nos ha dado a su Hijo. Por eso, la Iglesia entera salta de gozo, la noche de Navidad, proclamando: "Un Ni?o nos ha nacido un hijo se nos ha dado?". Y tambi?n: ?Hoy nos ha nacido un Salvador, el Mes?as, el Se?or?.

La Epifan?a? viene a subrayar con fuerza que ese ?regalo?? es para todos. Es lo que dec?a el Ap?stol S. Pablo en la 2? Lectura: ?Que tambi?n los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y part?cipes de la Promesa en Jesucristo, por el evangelio".

Los jud?os ten?an ?La Ley y los Profetas?. Por eso, cuando pregunta Herodes, exaltado, d?nde ten?a que nacer el Mes?as, enseguida,? le dicen: "En Bel?n de Judea, porque as? lo ha escrito el Profeta: ?Y t?, Bel?n, tierra de Judea, no eres ni mucho menos, la ?ltima de las ciudades de Judea; pues de ti saldr? un jefe que ser? el pastor de mi pueblo Israel?.

?Y a los otros pueblos, no pertenecientes a Israel?

Se lo manifiesta adapt?ndose a la mentalidad de los pueblos antiguos: que el nacimiento de los personajes importantes, ven?a acompa?ado con la aparici?n de un astro, en el cielo?

Por tanto, en ?esta fiesta constatamos como Dios ha venido para todos, pero que no todos, ni mucho menos, le conocen y disfrutan de sus dones; que a todos no ha llegado el Regalo, los tesoros salvaci?n de que nos habla S. Pablo. Y eso,? seg?n el Mensaje de este d?a, no es justo: No podemos acaparar el Don de Dios para nosotros solos.

Sigamos utilizando el ejemplo del regalo: imagin?monos que un padre de familia decide un d?a hacer un regalo a todos sus hijos, que son seis. Pero, entre todos los regalos, se?ala uno, que es para todos, que tienen que compartirlo todos. Sin embargo, uno de los hijos, el mayor y m?s fuerte, se lo coge para ?l solo. ?Qu? dir?a el padre? ?Eso no es as?. Este regalo es para todos?.

Algo as? es lo que ha pasado con Jesucristo, el gran Don del Padre para todos los pueblos, para todos los tiempos: conocemos a Jesucristo, nos gozamos de sus ?beneficios y nos olvidamos de compartirlo con? los dem?s, de aqu? y de all? A eso suelo llamarlo ?el ego?smo religioso?, con mezcla de injusticia.

Hoy es el d?a misionero por excelencia de la Navidad. Para recordar:

*** A todos los que no conocen a Jesucristo.

*** A los que, habi?ndole conocido, se han apartado o alejado. Pensamos aqu?, especialmente, en los viejos pa?ses de tradici?n cristiana.?

*** A todos nosotros que s?lo le conocemos un poco; y tenemos que avanzar en su conocimiento?

Recordamos y celebramos este d?a que pertenecemos a una Iglesia que es misionera, por su misma naturaleza, y a la que Concilio Vaticano II ha llamado ?Luz de las Gentes?.

Ya sabemos que nuestro inter?s por compartir este Don, est? siempre en estrecha relaci?n con la preocupaci?n que tengamos por valorarlo y aprovecharlo nosotros mismos?

Si nosotros no lo valoramos y aprovechamos, ?qui?n se va a creer que vamos a interesarnos por compartirlo hasta los confines de la Tierra??

Este d?a es apropiado para dar gracias a Dios porque ?la estrella? ha brillado tambi?n para cada uno de nosotros? Y para pedirle que tambi?n nosotros, con nuestra palabra y nuestro testimonio de vida, seamos ?estrella? que conduce a todos a la salvaci?n, hasta que lleguemos a contemplar cara a cara, la her-mosura? infinita de su gloria.

?


Publicado por verdenaranja @ 16:23  | Espiritualidad
 | Enviar