Lunes, 17 de enero de 2011

Lectio divina para el segundo domingo del Tiempo Ordinario, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA: ?????????????Juan 1, 29‑34?

En aquel tiempo, al ver Juan a Jes?s que ven?a hacia ?l, exclam?: ?ste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aqu?l de quien yo dije: ?Tras de m? viene un hombre que est? por delante de m?, porque exist?a antes que yo.? Yo no lo conoc?a, pero ha salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.

Y Juan dio testimonio diciendo: He contemplado al Esp?ritu que bajaba del cielo como una paloma y se pos? sobre ?l. Yo no lo conoc?a, pero el que me envi? a bautizar con agua me dijo: Aqu?l sobre quien veas bajar el Esp?ritu y posarse sobre ?l, ?se es el que ha de bautizar con Esp?ritu Santo. Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que ?ste es el Hijo de Dios.

MEDITACI?N:??????????????ste es el Cordero de Dios?

??????????? Se nos ha quedado como frase hecha, con profundas ra?ces b?blicas, y que resuena a algo desbordante ya realizado y, al mismo tiempo, a tarea que abrazar. Y que deja ya apuntado lo que va a ser tu paso por nuestra historia.

??????????? Lo realizado es que t?, Se?or, nos amas a todos los hombres, sin distinci?n, y desde ese amor, has pasado poniendo vida, hasta entregarla, porque el amor es as?, aunque nos cueste entenderlo, a fuerza de desfigurarlo. El amor no quita vida, eso es f?cil, la da, y eso es m?s complicado y requiere mucha fuerza, fuerza interior. Y cuando falta fuerza interior terminamos volviendo a la exterior, que es m?s burda, pero m?s f?cil y apta para todos.

Insertos en esta realidad, necesitamos de alguien que de nuevo, como Juan, nos dirija la mirada hacia ti, porque t?, desde tus opciones, nos abres el horizonte del sentido de nuestra vida, de nuestra humanidad. Nos abres las puertas de tu casa y de tu coraz?n, para descubrirnos el nuestro, ?y nos confirmas que en ti no caminamos ni en el vac?o ni hacia el vac?o, sino hacia la plenitud del amor que est? y se realiza en ti.

??????????? Y con esa afirmaci?n, y desde la realidad de tu donaci?n, nos invitas y nos llamas, me llamas, a ser contigo y desde ti, hacedor de amor, cordero y no lobo. Tratamos de disimularlo, pero vivimos amenazados, tal vez m?s inseguros y m?s vigilados que nunca. Tristemente est? volviendo a coger una fuerza tremenda aquella frase que quiso definir al hombre como ?lobo para el hombre?. Y t? me invitas, una vez m?s, a ser cordero, a ser hacedor de paz, de bondad, de perd?n, de vida. Y t? te sigues acercando para poner luz y cordura en nuestra vida, mientras nosotros seguimos en apagarla y desquiciarla. Pero no te canses, mant?n viva tu llama en m?.?????????

ORACI?N:????????????????Que sea cordero, Se?or?

??????????? Que sea cordero, Se?or, que no es sin?nimo de borrego, ni de gregario, sino de inocencia, de cercan?a, de bondad, de paz.

??????????? Que sea como t?, cordero. Que prefiera sufrir el mal antes que hacerlo, que no significa ser tonto, sino tener la valent?a y el coraje de romper cualquier c?rculo de violencia que se me quiera imponer. Ay?dame a ser instrumento pac?fico y pacificador, a ser como Juan testigo de tu presencia.

CONTEMPLACI?N:???????????????Como t??

Vienes a m?
como cordero,
pac?fico y pacificador,
ofreciendo vida
y brindando amor.

Y siento que me llamas,
en medio de tantos lobos,
a seguir siendo cordero,
pac?fico y pacificador,
como t?.


Publicado por verdenaranja @ 16:15  | Liturgia
 | Enviar