Jueves, 27 de enero de 2011

Presentaci?n del Pesidente de la CEE para la Vida Consagrada de la Jornada 2011 que se presenta con el lema "J?venes consagrados, un reto para el mundo" - FIRMES EN LA FE (Col? 2, 7), publicado en folleto de la CEE que se ha recibido en la parroquia para su celebraci?n el 2 de Febrero.

J?VENES CONSAGRADOS, UN RETO PARA EL MUNDO

Lo han dicho todos los autores que han tratado de las edades del hombre, que la juventud no es un factor cronol?gico sin m?s, sino una actitud ante la vida, una cualidad de la mente y del coraz?n.
Tambi?n esto se refiere a la juventud dentro de la vida consagrada. Puede darse que haya viejos prematuros o que haya j?venes perennes, y esto lo da no tanto la edad sino el modo de vivir las cosas.

En esta Jornada Mundial de la Vida Consagrada, nos acercamos al leit motiv del encuentro que tendr? lugar el pr?ximo mes de agosto entre el Papa Benedicto XVI y los j?venes del mundo, que se dar?n cita en Madrid. Tambi?n los consagrados tiene una juventud que vivir sin que les caduque la esperanza lozana y la pasi?n ilusionada. No se trata de una sugesti?n, ni de una estrategia o demagogia sino de algo que nos permite creer el c?lebre dicho: no a?os a la vida sino vida a los a?os.

?Firmes en la fe? significa, para un cristiano, y m?xime para un consagrado, estar arraigados en esa tierra que acoge las ra?ces y las permite
nutrir a fin de que el ?rbol plantado junto a la buena acequia pueda seguir dando frutos en saz?n. Es la fe lo que permite tener una firmeza que no es la intransigencia de los confusos ni la pretensi?n de los demagogos. La fe que nos pone delante de un T? ante el cual cada instante de nuestra vida se decide. Es el T? nada menos que del mismo Dios.

No es una figura fantasmal sino Alguien completamente real. Alguien que es quien m?s se corresponde con las verdaderas exigencias de mi coraz?n. Es el encuentro con un Dios vivo que cotidianamente me llama por mi nombre, que lo tatu? en la palma de su mano, y que a diario se asoma al ventanal de su misericordia para ver si regresamos de nuestros devaneos pr?digos. Precisamente en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud 2011 hay un p?rrafo inicial en el primer punto en el que se aborda esta cuesti?n de lo concreto del Se?or en nuestras vidas: ?el hombre en verdad est? creado para lo que es grande, para el infinito. Cualquier otra cosa es insuficiente. San Agust?n ten?a raz?n: nuestro coraz?n est? inquieto, hasta que no descansa en Ti. El deseo de la vida m?s grande es un signo de que ?l nos ha creado, de que llevamos su "huella". Dios es vida, y cada criatura tiende a la vida; en un modo ?nico y especial, la persona humana, hecha a imagen de Dios, aspira al amor, a la alegr?a y a la paz. Entonces comprendemos que es un contrasentido pretender eliminar a Dios para que el hombre viva. Dios es la fuente de la vida; eliminarlo equivale a separarse de esta fuente e, inevitablemente, privarse de la plenitud y la alegr?a. La cultura actual, en algunas partes del mundo, sobre todo en Occidente, tiende a excluir a Dios, o a considerar la fe como un hecho privado, sin ninguna relevancia en la vida social. .. se constata una especie de "eclipse de Dios", una cierta amnesia; m?s a?n, un verdadero rechazo del cristianismo y una negaci?n del tesoro de la fe recibida, con el riesgo de perder aquello que m?s profundamente nos caracteriza?.

Ante este reto, emerge la esperanza de la que son destinatarios y agentes a la vez los j?venes consagrados: ser un desaf?o para este mundo de nuestra generaci?n que sigue buscando a Dios mientras a veces se aleja de ?l. La consagraci?n en s? es un reto en medio de un mundo secularizado y anticristiano. Es entonces cuando el testimonio de los j?venes consagrados acerca apasionadamente al Se?or, hablando de una firmeza que arraiga en las aut?nticas ra?ces, y que se aprestan para narrar, desde un carisma suscitado por el Esp?ritu Santo en su Iglesia, lo que los dem?s j?venes y el mundo entero necesitan ver: que los cristianos somos la prolongaci?n en la historia del acontecimiento salvador de Dios. Firmes en la fe, ser reto para el mundo.

+ Jes?s Sanz Montes, ofm
Arzobispo de Oviedo
Presidente de la C.E. para la Vida Consagrada


Publicado por verdenaranja @ 16:07  | Pastoral Vocacional
 | Enviar