S?bado, 26 de febrero de 2011

Lectio divina para el domingo s?ptimo del tiempo ordinario - A, ofrecida por la Deleaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????? ?San Mateo 5, 38‑48?

En aquel tiempo dijo Jes?s a sus disc?pulos: Sab?is que est? mandado: ?Ojo por ojo, diente por diente.? Pues yo os digo: No hag?is frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, pres?ntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la t?nica, dale tambi?n la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acomp??ale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas.

Hab?is o?do que se dijo: Amar?s a tu pr?jimo y aborrecer?s a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calumnian. As? ser?is hijos de vuestro Padre que est? en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y manda la lluvia a justos e injustos.

Porque si am?is a los que os aman, ?qu? premio tendr?is? ?No hacen lo mismo tambi?n los publicanos? Y si salud?is s?lo a vuestros hermanos, ?qu? hac?is de extraordinario? ?No hacen lo mismo tambi?n los paganos? Por tanto, sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.

MEDITACI?N:????????????? ?Como vuestro Padre?

??????????? No s?, se?or, si podemos utilizar estas categor?as que t? nos dejas. Antes un padre, una madre, eran un punto de referencia, ahora ya no sabemos qu? decir. De peque?os, al menos, cuando a?n mantenemos la inocencia, queremos ser como nuestros padres porque son lo mejor que tenemos como referencia. Por eso, cuando nos invitas a ser como ?nuestro Padre?, parece que tenemos que preguntarnos si me interesa parecerme a este Padre.

??????????? Pero, sean como sean nuestros sentimientos, t? nos invitas a mirar a nuestro Padre Dios y a encontrar en ?l el modelo a quien imitar. De este Padre s?lo puede brotar lo bueno, en ?l s?lo cabe el amor, independientemente de nuestra respuesta. En Dios s?lo cabe la dicha del amor gratuito, aunque le puedan doler nuestros desprecios, y no tanto por ?l sino por el mal que nos genera a nosotros mismos y el que nos lleva a generar a los dem?s.

??????????? Podemos argumentar que no es f?cil, pero la realidad es que la dificultad la ponemos nosotros mismos. Lo que nos propones es un ideal que ser?a maravilloso si fu?semos, si fuese capaz de hacerlo vida. En realidad es el camino aut?ntico de la felicidad que tan ansiosamente buscamos pero que tan dif?cilmente encontramos. Porque, al final, la felicidad de alguien, mi felicidad, no la puedo hacer depender de las respuestas que recibo, sino de las actitudes de bien que salen de mi propio coraz?n.

??????????? S?, es verdad que duele y decepciona que alguien te haga mal sin motivos, o responda negativamente a tus esfuerzos, la vida est? llena de experiencias as?, pero la experiencia de ser capaz de responder con bien es lo m?s humanizador que uno puede experimentar y realizar.? S?, claro que me cuesta y me duele, me ha costado y me ha dolido en muchas ocasiones, pero sabiendo la infinita distancia que me separa sigo empe?ado, desde tu invitaci?n, a parecerme a mi Padre.?????????

?ORACI?N:???????????????? ?Quiero parecerme?

??????????? A veces me da la sensaci?n de que me pides imposibles, pero son unos imposibles tan atractivos que cada vez que te escucho despiertas los mejores deseos en mi coraz?n. S?, Se?or. Quiero parecerme a mi Padre, quiero parecerme a ti. Me da verg?enza decirlo sabiendo c?mo me conoces; pero, s?, aunque no lo consiga nunca, quiero parecerme.?????? Dame tu fuerza y, sobre todo, que no ceje en el empe?o. Muchos que me conocen en mi verdad me puedan recordar las distancias, puede ser que hasta mi propio enga?o, pero, Se?or, que sea siempre tu palabra la que me guie y mantenga vivo mi empe?o.

CONTEMPLACI?N:?????????????? ?Tu beso de vida?

Has derramado
como lluvia fecunda
el agua de tu gracia
en mi coraz?n bald?o,
y el sol de tu amor
se empe?a en calentar
mis entra?as fr?as
hasta llamarme hijo,
cuando no soy capaz
de sentirte Padre.

Pero t?, sentado
a la vereda de mi camino,
me sigues amando
como el primer d?a
en que me cogiste en brazos
y me diste tu beso de vida.


Publicado por verdenaranja @ 22:28  | Liturgia
 | Enviar