S?bado, 26 de febrero de 2011

?Lectio divina para el domingo octavo del tiempo ordinario - A, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????????????? ?Mateo 6, 24‑34?

En aquel tiempo dijo Jes?s a sus disc?pulos: Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciar? a uno y querr? al otro; o, al contrario, se dedicar? al primero y no har? caso del segundo. No pod?is servir a Dios y al dinero.

Por eso os digo: no est?is agobiados por la vida pensando qu? vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qu? os vais a vestir. ?No vale m?s la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los p?jaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ?No val?is vosotros m?s que ellos? ?Qui?n de vosotros, a fuerza de agobiarse, podr? a?adir una hora al tiempo de su vida?

?Por qu? os agobi?is por el vestido? Fijaos c?mo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salom?n, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la hierba, que hoy est? en el campo y ma?ana se quema en el horno, Dios la viste as?, ?no har? mucho m?s por vosotros, gente de poca fe? No and?is agobiados pensando qu? vais a comer, o qu? vais a beber, o con qu? os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que ten?is necesidad de todo eso.

Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; lo dem?s se os dar? por a?adidura. Por tanto, no os agobi?is por el ma?ana, porque el ma?ana traer? su propio agobio. A cada d?a le bastan sus disgustos.

MEDITACI?N:????????????? ?Buscad el Reino Dios?

??????????? Es una hermosa lectura la que me regalas en este domingo, Se?or, cargada de sugerencias. Pero la acojo de un modo especial, como una especie de continuaci?n de la que me regalabas el domingo anterior. En ella me invitabas a mirar a mi Padre Dios para aprender de ?l y hoy, un poco en la misma l?nea, me sigues invitando a fiarme de ?l. Y es que claro, no puedo imitar a alguien de quien no me f?o. Por eso era importante tu empe?o anterior. Si Dios es mi Padre como no estar convencido de que se preocupa de m?. S?, ya s? que no significa que la vida est? hecha y no tenga que ocuparme de nada. Como dec?a alguien, Dios da de comer a los p?jaros pero no les pone la comida en el nido.

??????????? Se?or, creo entender tu mensaje. Por supuesto que tenemos que poner empe?o y esfuerzo en conseguir con nuestro trabajo lo necesario para vivir con dignidad y contribuir a que los dem?s lo puedan tener, pero en el orden primordial de la existencia quieres recordarme que, antes que todo lo material, est? todo aquello que me permite ser hombre, ser humano, y que es lo que, al fin y al cabo, termina haciendo posible que yo y todos los dem?s tengamos lo necesario para vivir con dignidad, algo que todav?a no conseguimos.

??????????? Por eso es importante el orden que estableces. Si no ponemos por delante tu Reino de amor y de justicia, todo lo dem?s se nos cae de las manos, y creo que no hace falta m?s que miremos a nuestro alrededor; m?s f?cil a?n, que me mire a m? mismo, a mi interior y a mi entorno, y que descubra, con toda la sinceridad de la que sea capaz, qu? pasa cuando mi ?nica preocupaci?n no camina un tanto m?s all? de m? mismo, Lo tengo claro, el d?a que me ?agobie? tanto en vivir los valores de tu Reino, como me preocupo de conseguir que no me falte mi vestido y mi alimento, mi vida dar? un giro y los que viven mi alrededor palpar?n las consecuencias. A veces lo consigo, y es bonito y bueno para todos.?

ORACI?N:?????????????? ?El valor de lo esencial?

??????????? Se?or, soy consciente de que muchas veces me agobio por lo que no deb?a agobiarme y me despreocupo de aquello que deb?a ser el centro de mis preocupaciones, y luego me quejo de muchas cosas que vivo y percibo como mal. Ens??ame? a descubrir el valor de lo esencial, de lo que genera corriente de bien, porque eso es lo que da sentido aut?ntico a la vida.

??????????? Y, sobre todo, ay?dame a descubrirlo y vivirlo como gozo. Y recordar que, al final, lo importante no es lo que otros puedan considerar primordial, sino lo que yo descubro que lo es mir?ndote a ti. Porque yo s? seguro que t? s?lo buscas mi bien, nuestro bien.

CONTEMPLACI?N:??????????????? ?En ti?

Siempre camino
delante de mis pasos,
sufriendo o gozando
lo que todav?a
no es ni ha sido,
empe?ado en vivir
lo que la vida
no me ha dado
ni pueda asegurar
el alcanzarlo.

Y en esa desaz?n
de vivir lo imaginado
me llega serena tu voz
?cada ma?ana
invit?ndome a vivir mi hoy
en ti confiado.


Publicado por verdenaranja @ 22:33  | Liturgia
 | Enviar