Mi?rcoles, 02 de marzo de 2011

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s para el programa radial "Compartiendo el Evangelio", para el 7? domingo durante el a?o (20 de febrero de 2011). (AICA)

ES POSIBLE SER SANTO??????

San Mateo 5, 38-48 (ciclo A)?

Jes?s dijo a sus disc?pulos: ?Ustedes han o?do que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente; pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal. Al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, pres?ntale tambi?n la izquierda; al que quiera hacerte un juicio para quitarte la t?nica, d?jale tambi?n el manto. Y si te exige que le acompa?es un kil?metro camina dos con ?l. Da al que te pide y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

Han o?do ustedes que se dijo: Amar?s a tu pr?jimo y odiar?s a tu enemigo; pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores as? ser?n hijos del Padre que est? en el cielo porque El hace salir el sol sobre buenos y malos, y hace caer la? lluvia sobre justos e injustos.

Si ustedes aman ?nicamente a los que los aman, ?qu? recompensa merecen? ?No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan s?lo a sus hermanos, ?qu? hacen de extraordinario? ?No hacen eso mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que est? en el cielo?.?

Siempre nos encontramos frente al Evangelio y a la persona de Jes?s que nos da m?s: su afirmaci?n, su presencia, su doctrina, nos sorprende, nos sacude, nos ilumina, nos consuela y tambi?n nos exige. De all? que el Evangelio sea siempre exigente.

Pero esta exigencia que el Se?or tiene para con nosotros, no es una ilusi?n es una gracia. ?Por qu? me refiero a la palabra ?ilusi?n??, porque a veces queremos vivir de acuerdo a una cierta omnipotencia y es as? que tenemos ilusi?n: la ilusi?n de querer todo, de conocer todo y de experimentar todo.

Es evidente que uno no puede querer todo, conocer todo y experimentar todo ya que esta pretensi?n de ilusi?n, que para nosotros puede ser una tentaci?n, tambi?n se puede convertir en una enfermedad, porque de alguna manera uno se cree prescindente de Dios.

Y la sociedad est? cambiando. Antes se peleaba contra Dios por alguna cosa, por alguna situaci?n, por alg?n problema, por alg?n desastre de la naturaleza, donde se dec?a ?por qu? Dios permite esto?, ?d?nde estaba?, ?qu? estaba haciendo?, ?por qu? nos abandona? Y en el fondo esta queja, este lamento, este disgusto, siempre hace una referencia hacia Dios. Pero a veces el mundo que vivimos? -mundo cibern?tico, mundo de la tecnolog?a, mundo de la imagen, mundo de lo virtual-, puede pretender llenar nuestra vida y hacernos creer que, de alguna manera, no tenemos necesidad de Dios.

?Para el campo, bueno ya conseguiremos el riego virtual?; ?para tener hijos, no hace falta tener una relaci?n sexual porque con la manipulaci?n gen?tica ya se puede lograr?; y as? sucesivamente uno puede pretender suplantar a Dios de nuestra vida. Y es ah? donde nos equivocamos.

Dios nos da, para vivir y para amar, un poco m?s para superar. Amar?? universalmente, amar a todos, amar a su medida y semejanza, con el mismo amor de ?l, amar intensamente, amar extensivamente a todos -?todo hombre es nuestro hermano?- ?Ese amor es creativo!

Hoy hay una pasividad tremenda porque nadie se quiere complicar la vida; miramos para otro lado; nadie quiere entrar en problemas del otro; no hay tiempo y no queremos tener tiempo para complicarnos la vida con la vida de los dem?s. Porque el ser humano est? bastante cansado.

Pero tambi?n nos falta profundidad para ser creativos: amar al enemigo; si te piden una ayuda, dar m?s; tener la mirada de Jes?s; amar como ama Jes?s; obrar como ama Jes?s; tener los sentimientos de Cristo Jes?s. Y con todo esto, haciendo la voluntad de Cristo, empezamos a ser santos.

Hermanos, la santidad es posible con la ayuda de Dios y con la gracia que Dios nos permite para poner nuestra voluntad. Que anhelemos ser santos como el Padre celestial es santo.

Les dejo mi bendici?n en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo. Am?n?

Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s?


Publicado por verdenaranja @ 22:27  | Hablan los obispos
 | Enviar