Viernes, 04 de marzo de 2011

Reflexi?n a las lecturas del domingo noveno del Tiempo Ordinario - A, realizada por el sacerdote don Juan Manuel P?rez Pi?ero bajo el ep?grafe "ECOS DEL DIA DEL SE?OR"

?Domingo 9? del? Tiempo Ordinario A?

Hemos escuchado y meditado, domingo tras domingo, el Serm?n de la Monta?a? Y ahora, ?qu? tenemos que hacer? De una manera o de otra, lo hemos venido se?alando en nuestra reflexi?n de cada domingo. Ahora, termina Jes?s estas ense?anzas diciendo que todo eso que hemos escuchado tenemos que llevarlo a la pr?ctica?

Esta es la recomendaci?n constante del Evangelio. Ahora no pod?a ser de otra manera?

Para eso, Jes?s nos hace una comparaci?n que todo el mundo entiende: En la construcci?n de una casa es muy importante, fundamental, algo que muchas veces no se ve: los cimientos.

Y Jes?s nos dice que el que oye su Palabra y la pone en pr?ctica se parece a un hombre ?prudente? que edific? su casa sobre roca. Esa casa est? garantizada. Aunque, venga una tempestad se mantendr? firme y segura?

Pero hay alg?n hombre ?necio? que, al construir su casa, no se preocupa de los cimientos? La edifica sobre arena? Desde que venga una tempestad, se cae ?Y se hundi? totalmente?, dice el Evangelio Y esta construcci?n se parece al que escucha la Palabra de Dios y no la pone en pr?ctica.

La cosa, por tanto, es clara: construir sobre roca o sobre arena.

Y, adem?s, Jes?s habla del que escucha la Palabra y la pone o no en pr?ctica. ?Del que no escucha la Palabra no dice nada.

Por tanto, la par?bola va por nosotros, los que practicamos, los que escuchamos la Palabra? ?La ponemos en pr?ctica?

Y ?a qui?n se le va a ocurrir construir sobre arena? No hace falta ser un gran arquitecto para saber que eso no se puede hacer, que es una ?locura?.

?Oh, mis queridos amigos! ??Cu?ntos son los que escuchan la Palabra de Dios y no la cumplen?!! O mejor, ?qui?n de nosotros puede decir que cumple siempre, perfectamente, lo que el Se?or nos ense?a?

De este modo, el tema queda abierto a la perfecci?n de la vida cristiana, a la santidad, a la que el Se?or nos llama a todos.

Y esta es la ?nica manera de entrar en el Reino de los Cielos que Jesucristo ha venido a traer a la tierra.

No vale, por tanto, s?lo con rezar mucho?? Ni siquiera con ?hacer milagros?. Lo ?nico que vale es hacer la voluntad del Padre, que lleva consigo el ?ora et labora? de S. Benito.

Frente al culto vac?o de los fariseos y escribas, ?ste es el verdadero culto que agrada al Padre: escuchar la Palabra, en este caso, el Serm?n de la Monta?a, y ponerla por obra?

De esta manera, Jesucristo, como un nuevo Mois?s pone este domingo delante de nosotros maldici?n o bendici?n seg?n sea nuestra actitud ante ?los preceptos del Se?or?. Y tendremos lo que elijamos. Es el mensaje de la primera Lectura?

Ahora, que nos disponemos a comenzar la Cuaresma de este a?o, tal vez no pod?amos encontrar un texto mejor que ?ste para comenzar el camino?

En alguna ocasi?n, el Evangelio nos presenta a la Virgen Mar?a, como ?la Mujer? que escucha la Palabra de Dios, y la pone en pr?ctica?, como el modelo y el camino de la verdadera pr?ctica cristiana?

Es hermoso y hasta emotivo terminar hoy nuestras reflexiones sobre el Mensaje Central del Reino, se?alando a Mar?a, Madre de Dios y de la Iglesia, como la ?Mujer? que ha edificado su? casa, es decir, su vida, sobre la Roca viva que es Cristo, su Hijo. A ?l todo honor y toda gloria ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Am?n.


Publicado por verdenaranja @ 22:38  | Espiritualidad
 | Enviar