Jueves, 10 de marzo de 2011

Lectio divina para el viernes despu?s de Ceniza, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????? ?Mateo 9, 14‑15?

??????????? En aquel tiempo, se acercaron los disc?pulos de Juan a Jes?s, pregunt?ndole: ??Por qu? nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus disc?pulos no ayunan??

??????????? Jes?s les dijo: ??Es que pueden guardar luto los invitados a la boda, mientras el novio est? con ellos?

??????????? Llegar? un d?a en que se lleven al novio, y entonces ayunar?n.?

MEDITACI?N:?????????? ?Ayunamos?

??????????? Creo que en la actualidad no nos crea mucho problema el tema del ayuno y, cuando en este tiempo lo ponemos un poco en la palestra, no lo miramos con ojos apetecibles. Pienso que no tanto por su aspecto restrictivo sino, sencillamente, no le descubrimos el sentido. Es el riesgo que tienen las cosas, incluso las cosas buenas, cuando se les saca de contexto, se convierten en fines, y pierden su fuerza primera. Y tenemos que reconocer que tanto nosotros, como tal vez aquellos que preguntan a Jes?s, lo est?n viviendo m?s como costumbre religiosa, lo cual no tiene nada malo, pero al final un tanto desvinculado de su sentido o, en el mejor de los casos como gesto de espera del Mes?as, del novio, que ya ha venido, aunque no se dan cuenta, de ah? la respuesta de Jes?s.

??????????? El ayuno, cuando lo descubrimos en sus primeros momentos, est? ligado a un momento intenso de reconocimiento de las actitudes que separan al creyente de Dios y del deseo, intenso, urgente y sincero, de cambiar de actitudes, frente a Dios y frente a los dem?s, no como rito que autosatisface en s? mismo. Y tenemos que reconocer que la mayor parte de las veces si ayunamos es porque nos viene reglamentado, mandado y no como necesidad que brota de nuestra realidad m?s profunda, unido al deseo de retomar y reconducir nuestra vida.? Si lo hacemos desde ah?, no solamente es bueno, sino necesario. Es un medio que nos ayuda a preparar y expresar que hay algo que rectificar o, incluso, un gesto de solidaridad con el que nos queremos implicar y manifestar el compromiso de nuestra vida.

??????????? Si aprovechamos esos poquitos d?as que la Iglesia nos pide que lo hagamos y lo sentimos as?, podemos experimentar que es un regalo, un gesto de? gracia, de encuentro con Dios y con los hermanos. Nosotros tenemos la alegr?a de que el ?Novio? ya est? con nosotros, pero todav?a tenemos bastante ?ajuar? que preparar en nuestro coraz?n para entrar en el banquete con el ?traje? impecable, y todo lo que nos ayude a preparar la ?l?nea? de nuestro interior, es bueno y necesario que lo utilicemos. Desde ah? podemos descubrir que ayunar no es algo pesado y triste, sino un aut?ntico gozo, un medio estupendo para ayudarme a pensar d?nde estoy y hacia d?nde quiero caminar. Tal vez es cuesti?n de volver a intentarlo para descubrirlo as?..

ORACI?N:?????????????Ayuno de mal?

??????????? Se?or, tengo que reconocer que no se valorar los medios que tengo a mi alcance para adentrarme en ti y en m?. A veces superficializo las cosas, me quedo en lo externo, y tengo el riesgo de perder muchos medios que pones a mi alcance para modelar mi vida. Ay?dame a descubrir el valor del ayuno en este tiempo.

??????????? Y que este medio material, realizado en momentos puntuales, me ense?e a alcanzar el verdadero ayuno de todo aquello que haga mal a los que est?n conmigo. Que mi ayuno de mal, multiplique los gestos y las actitudes de amor y de bien.? ???????

CONTEMPLACI?N:??????????????? ?Saciarme de ti?

Quiero saciarme, s?,
quiero saciarme de tu pan de vida,
quiero saciarme de tu amor.

Quiero y necesito saciarme
de tu entra?able misericordia,
de la calidez de tu ternura,
del gozo sereno y profundo de tu paz
del ?mpetu y el coraje de tu Esp?ritu.

Quiero saciarme de compasi?n
hasta ser capaz de llorar
con los que lloran
y de re?r con los que r?en.

Por eso quiero ayunar de m?
para poder saciarme de ti.


Publicado por verdenaranja @ 21:02  | Liturgia
 | Enviar