Martes, 15 de marzo de 2011

Mensaje de monse?or Agust?n Radrizzani, arzobispo de Mercedes-Luj?n, a toda la comunidad arquidiocesana, con motivo del inicio del a?o pastoral (Marzo de 2011). (AICA)

INICIO DE UN NUEVO A?O PASTORAL???????????????

Queridos hermanos y hermanas en el se?or:

1) Nos disponemos a iniciar pastoralmente este 2011, asumiendo integralmente los diversos aspectos de la realidad que nos toca vivir: el gozo y la esperanza, la angustia y la tristeza de los hombres de nuestros d?as . Quisiera que trabajemos juntos, como disc?pulos misioneros del Se?or para que su Vida se prolongue en nuestra arquidi?cesis y abundantemente podamos dar los frutos que el Se?or espera.?

2) Objetivos que orientan el trabajo pastoral:

2.1 Ser? el a?o de la vida. El Papa Benedicto XVI nos ha se?alado este tema como motivador de toda la tarea eclesial. Promover el respeto, el desarrollo, la plenificaci?n de toda vida humana, desde el inicio hasta su muerte natural. Les pido tener muy en cuenta que la fuente de la vida es El y por lo tanto, hemos de promover en encuentro y la comuni?n con Jes?s, manifestaci?n humana de la vida divina para que nosotros nos divinicemos.

Tambi?n la Conferencia de Aparecida tiene como tema principal la vida (aparece la palabra unas 630 veces en el documento) ya desde el lema ?Disc?pulos misioneros para que nuestros pueblos, en El, tengan vida?. Seguro encontraremos all? inspiraci?n para nuestra tarea pastoral. A?ado a la presente la carta de la CEA que invita a profundizar el tema de la vida. .

2.2 A nivel arquidiocesano, ser? el a?o de preparaci?n de los agentes pastorales para una renovada misi?n, en sinton?a con la Misi?n Continental, propuesta por Aparecida. Creo necesario subrayar una vez m?s que no se trata de una misi?n concebida como un trabajo puntual en un espacio determinado y durante un tiempo (tres o seis meses en este determinado territorio) sino mas bien es una misi?n que comprende una actitud vital: lo que hemos visto, lo que hemos contemplado es lo que les anunciamos (1 Jn. 1, 1-4). Tampoco se trata de salir a misionar porque ?no tenemos gente?, sino porque plenificados por Jes?s, queremos darlo a conocer a todos: es lo mejor que nos pas? y nuestra alegr?a mayor es comunicarlo (cfr. Aparecida, 29).

Es una necesidad imperiosa vivir una fe coherente, que se transparente en toda la vida.

2.3 otro objetivo para este a?o ser? una toma de conciencia y un trabajo de todos por las vocaciones sacerdotales. Necesitamos obreros en la vi?a del se?or para lograr los objetivos de Jes?s: que el Padre sea glorificado y venga a nosotros su reino.

- cada sacerdote est? invitado a dirigir espiritualmente a los j?venes, para que a trav?s de una vida comprometida con la fe puedan escuchar el llamado del Se?or.

- tambi?n cada sacerdote, con el testimonio alegre de su propia vocaci?n es signo claro de la llamada para otros.

- toda la comunidad cristiana es responsable de suscitar, acompa?ar, fomentar y alentar las vocaciones? consagradas. Invito en particular a celebrar especialmente el domingo del Buen Pastor (15 de mayo) y reflexionar en las comunidades el mensaje del santo Padre con motivo de la XLVIII Jornada Mundial de Oraci?n por las vocaciones, cuyo t?tulo es ?Proponer la vocaciones en la iglesia local?.

La virgen de Luj?n nos acompa?e y ense?e para ser verdaderos disc?pulos misioneros.

Los bendigo y les pido que recen por mi tarea como pastor.??

Mons. Agust?n Radrizzani, arzobispo de Mercedes-Luj?n

Concilio Vaticano II, Cons. Past. Gaudium et spes, 1.?


Publicado por verdenaranja @ 22:21  | Hablan los obispos
 | Enviar