Domingo, 03 de abril de 2011

Lectio divina para el lunes de cuarta semana de Cuaresma 2011, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????? ?Juan 4, 43‑54?

En aquel tiempo, sali? Jes?s de Samaria para Galilea. Jes?s mismo habla hecho esta afirmaci?n: ?Un profeta no es estimado en su propia patria.?

Cuando lleg? a Galilea, los galileos lo recibieron bien, porque hablan visto todo lo que hab?a hecho en Jerusal?n durante la fiesta, pues tambi?n ellos hab?an ido a la fiesta.

Fue Jes?s otra vez a Can? de Galilea, donde hab?a convertido el agua en vino. Hab?a un funcionario real que ten?a un hijo enfermo en Cafarna?n. Oyendo que Jes?s hab?a llegado de Judea a Galilea, fue a verle, y le ped?a que bajase a curar a su hijo que estaba muri?ndose. Jes?s le dijo: ?Como no ve?is signos y prodigios, no cre?is.? El funcionario insiste: ?Se?or, baja antes de que se muera mi ni?o. Jes?s le contesta: ?Anda, tu hijo est? curado.?

El hombre crey? en la palabra de Jes?s y se puso en camino. Iba ya bajando, cuando sus criados vinieron a su encuentro dici?ndole que su hijo estaba curado. ?l les pregunt? a qu? hora hab?a empezado la mejor?a. Y le contestaron: ?Hoy a la una lo dej? la fiebre.? El padre cay? en la cuenta de que ?sa era la hora cuando Jes?s le hab?a dicho: ?Tu hijo est? curado.? Y crey? ?l con toda su familia.

Este segundo signo lo hizo Jes?s al llegar de Judea a Galilea.

MEDITACI?N: ???????????????Fue a verle?

??????????? Me pones ante una lectura cargada de humanidad y tambi?n de intereses. Y refleja bien nuestra actitud ante ti y el porqu? muchas veces te acogemos. Detr?s siempre aparecen intereses. Se vuele v a hacer realidad aquel refr?n que dice que buscamos m?s los consuelos de Dios que al Dios de los consuelos. Es decir, nos interesas m?s por lo que podemos sacar de ti que por ti mismo. De alguna manera esas son nuestras relaciones humanas, tambi?n cargadas generalmente de? intereses. No s?, tal vez no pueda ser de otra manera.

??????????? Todos los que te acogen es porque detr?s hay alg?n inter?s. Aquellos galileos porque hab?an visto tus signos; este buen padre, roto por la cercana muerte de su hijo, te busca para que hagas un milagro. Es normal que al final brote un poco tu queja, aunque termine venciendo tu compasi?n. De alguna manera, con tu actitud nos dices c?mo tenemos que actuar nosotros.

??????????? A m? tambi?n me es m?s f?cil acercarme a ti cuando me siento necesitado para pedir tu ayuda, que darte gracias. Darte gracias porque s?lo saber de tu existencia mi vida cobra sentido. Pero no puedo evitarlo, Se?or, t? te has querido manifestar como Padre, y con la misma confianza y necesidad que un padre me acerco. Esa cercan?a me sana y me salva. Esa cercan?a me da paz y fuerza para seguir asumiendo mis luces y mis cruces. Esa cercan?a me abre a la esperanza y da sentido a mi vida, recrea mi vida.

??????????? Por eso, Se?or, yo tambi?n me acerco a ti, como aquellos personajes, y en ese deseo de verte no hay huida, ni deseo de evasi?n, ni siquiera de que realices ning?n milagro espectacular, s?lo el milagro de seguir am?ndote y aprender a amar como t?.??

ORACI?N:??????????????? ?Amarte porque s?

??????????? Se?or, s?, yo tambi?n necesito verte, y cuando no puedo hacerlo te ans?o, te deseo. Necesito que sigas tocando mi coraz?n, s? que es tambi?n una b?squeda interesada, pero as?, barro como soy, voy aprendiendo a amarte porque s?.

??????????? Se?or, gracias por el milagro de la vida y de la esperanza que me regalas. Gracias por tu derroche de amor que desbordas sin que te lo pida. Gracias porque entiendes mi coraz?n herido. Gracias porque no te cansas de amar.???????

CONTEMPLACI?N: ??????????????Divina presencia?

Vienes a m? y llamas
a mi puerta desvencijada
sin asustarte de lo que hay
detr?s de ella.

Conoces bien el interior
de mi casa asediada,
y dejas resonar en ella
tu palabra de paz.

Y extiendes el aroma de tu amor
que embriaga mis sentidos
y se adhiere con toda su fuerza
a las paredes de mi coraz?n,
tantas veces herido.

Y me dejas mecer en el calor
de tu divina presencia
arropado en las invisibles alas
del milagro de tu ternura.


Publicado por verdenaranja @ 22:48  | Liturgia
 | Enviar