Lunes, 04 de abril de 2011

Lectio divina para el martes de la cuarta semana de Cuaresma 2011, ofrecidas por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????? ?Juan 5, 1‑3. 5‑16?

En aquel tiempo, se celebraba una fiesta de los jud?os, y Jes?s subi? a Jerusal?n.

Hay en Jerusal?n, junto a la puerta de las ovejas, una piscina que llaman en hebreo Betesda. ?sta tiene cinco soportales, y all? estaban echados muchos enfermos, ciegos, cojos, paral?ticos. Estaba tambi?n all? un hombre que llevaba treinta y ocho a?os enfermo.

Jes?s, al verlo echado, y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo, le dice:??Quieres quedar sano?? El enfermo le contest?: ?Se?or, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se remueve el agua; para cuando llego yo, otro se me ha adelantado.?

Jes?s le dice: ?Lev?ntate, toma tu camilla y echa a andar.? Y al momento el hombre qued? sano, tom? su camilla y ech? a andar.

Aquel d?a era s?bado, y los jud?os dijeron al hombre que hab?a quedado sano:?Hoy es s?bado, y no se puede llevar la camilla.? ?l les contest?: ?El que me ha curado es quien me ha dicho: Toma tu camilla y echa a andar.? Ellos le preguntaron: ??Qui?n es el que te ha dicho que tomes la camilla y eches a andar?? Pero el que hab?a quedado sano no sab?a qui?n era, porque Jes?s, aprovechando el barullo de aquel sitio, se hab?a alejado.

M?s tarde lo encuentra Jes?s en el templo y le dice: ?Mira, has quedado sano; no peques m?s, no sea que te ocurra algo peor.? Se march? aquel hombre y dijo a los jud?os que era Jes?s quien lo hab?a sanado. Por esto los jud?os acosaban a Jes?s, porque hacia tales cosas en s?bado.

MEDITACI?N:???????????? ?No peques m?s?

??????????? Esta llamada resuena m?s de una vez, bien despu?s de haber perdonado a alguien o, como ahora, despu?s de haber sanado. No cabe duda de que en estos momentos est?s haciendo referencia a algo mucho m?s hondo que nuestras enfermedades f?sicas, muchas tambi?n producidas, no cabe duda, por nuestros ?descuidos?.

??????????? S?, es cierto, t? nos perdonas siempre, y eso ha sido para nosotros a veces una trampa, s? una trampa, porque nos ha dado pie a no tomar en serio nuestra conversi?n, ?nos perdonas tan f?cil!; otras veces, las que m?s, ante nuestra torpeza humana, tu perd?n ha sido y es un est?mulo y una fuerza para seguir caminando intentando dar lo mejor de nosotros, aun en medio de nuestras flaquezas.

??????????? Pero, sea cual sea la realidad que nos hace experimentar la fuerza del pecado, del mal en nosotros y en los otros, t? nos repites siempre, una y otra vez: ?No peques m?s?. Y nos lo dices, porque si bien es cierto que conoces nuestra debilidad y que somos proclives a seguir pecando, y t? a seguir perdonando, cuando nuestra petici?n es aut?ntica y sincera, sabes tambi?n que podemos asumir la lucha esforzada e ilusionada contra esas fuerzas interiores o exteriores que nos derriban.

??????????? Ante ello, nuestra respuesta facilona y evasiva es que es muy dif?cil. Y s?, es cierto, puede ser que lo sea, t? nunca nos hablaste de facilidad, pero son las dificultades, y el reto que ellas suponen, las que nos llaman a crecer, a poner en juego nuestra verdad, nuestra ilusi?n, nuestro esfuerzo. Conseguir lo que uno desea conlleva todo eso, el tema la mayor parte de las veces es si de verdad lo queremos conseguir, o preferimos apoyarnos en la comodidad del perd?n f?cil de un Dios bueno y tonto, para justificar nuestro no convertirnos en tarea, en crecimiento, en construcci?n, en b?squeda de santidad.

??????????? Y, por eso, porque nos quieres recordar que tiene que ser as?, aunque est?s dispuesto a seguir perdon?ndonos siempre, tambi?n nos seguir?s repitiendo siempre, ?no peques m?s? no vaya a ser que te ocurra algo peor. Suena serio, pero sigue siendo una llamada y una respuesta de salvaci?n la que nos regalas.???

ORACI?N:???????????? ?Que no me justifique?

??????????? Se?or, no puedo negarlo, muchas, muchas veces me he escudado en tu bondad y en tu perd?n para no afrontar la lucha contra aquello que me impide dar lo mejor de m?. Incluso, contra aquello con lo que hago mal a los dem?s. Perd?name y sigue forzando de alguna manera mi respuesta.

??????????? No es falsedad, Se?or, pero tampoco es autenticidad plena en m?. Por eso, ay?dame, Se?or. Ay?dame para que tu palabra resuene con la fuerza de la seriedad y del amor. Que no me justifique, que no me paralice, que viva esta lucha con fuerza y con gozo profundo.?????????

CONTEMPLACI?N:????????????????Tu savia?

Como a un viejo ?rbol golpeado
por los embates de los vientos
y las tormentas de la vida
vas sanando con tu amor
las heridas de mi camino.

As? vas permitiendo
que mientras unas hojas caen
sigan brotando nuevas
?manteniendo mi esperanza viva.

Y s? que es tu savia,
la savia de tu Esp?ritu,
la que me hace reverdecer,
la que mantiene mi tronco fresco,
la que hace brotar mis frutos,
la que sigue sanando
mis viejas heridas,
la que me sigue abriendo el camino.


Publicado por verdenaranja @ 19:28  | Liturgia
 | Enviar