Martes, 05 de abril de 2011

Texto del micro radial de monse?or Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, emitido por LT 9 (12 de marzo de 2011). (AICA)

CUARESMA Y VIDA CRISTIANA??????

Cuaresma como tiempo de oraci?n y conversi?n es un tiempo oportuno para revisar o examinar nuestras vidas. Como toda realidad que se vive en el tiempo, tambi?n nuestra vida sufre desgaste, cansancio e, incluso, eso dif?cil de definir pero que quita entusiasmo a todo lo que hacemos. Recuerdo un texto de las Sagradas Escrituras en el que se le reprocha a una Iglesia: ?que hayas dejado enfriar el amor que ten?as al comienzo? (Ap. 2, 4). No se le reprocha por algo malo que haya hecho, al contrario, se le valoran muchas obras buenas, sino por algo que no es menor: ?que hayas dejado enfriar el amor que ten?as al comienzo?.

Se refiere a esa actitud propia de la ?poca primera de los ideales en nuestra vida, que con el correr del tiempo tal vez se ha ido desgastando y olvidando. Esto tiene mucha importancia para el hoy de nuestra vida, como para el nivel de nuestras relaciones. Por otra parte, s? que no es f?cil entrar dentro de nosotros y ser verdaderos jueces, y no simples abogados de parte en nuestra vida.

Cuando uno hace un examen de conciencia es aconsejable no comenzar por ver las cosas que andan mal, podemos quedar encerrados en nuestras peque?eces justific?ndonos y no encontrar un camino nuevo. El examen de conciencia no deber?a comenzar primero por una mirada introspectiva para ver lo que hicimos mal, sino por una ?experiencia contemplativa?, es decir, contemplar la obra de Dios en nosotros, lo que ?l ha hecho. Ante todo valoremos el hecho de nuestra existencia, que es el primer testimonio del amor de Dios.

Existo porque Dios me ama, que es como decir mi vida tiene un sentido. Recordar, tambi?n, los acontecimientos y momentos positivos de nuestra vida, que es reconstruir esa historia ?nica y personal que es solo m?a y es mi riqueza. No tengo que compararme con otros. Luego s?, en este contexto de gratitud por lo que soy gracias al don de la vida, considerar nuestra respuesta y no temer reconocer el error o equivocaci?n, este es el comienzo de un aut?ntico cambio de vida.

El examen de conciencia sirve, adem?s, para recuperar el sentido o interioridad de las palabras que usamos, y con las cuales nos relacionamos. Se va dando como un ?vaciamiento? en las palabras por falta de interioridad, que puede dejarnos en un formalismo que nos empobrece. No s?lo se vac?an las empresas dejando una estructura sin contenido, tambi?n se vac?an de contenido y de ?aquel amor que ten?as al comienzo? nuestra vida y las palabras fundamentales que siempre usamos, pienso por ejemplo, en las palabras Dios, amor, oraci?n, familia, amistad, solidaridad, trabajo?., que no negamos su valor, pero que van perdiendo el sabor que ten?an y el compromiso que hoy necesitan para mantenerse vivas.

Como vemos, no tenemos que buscar hacer grandes cosas, sino hacer m?s grandes las cosas de siempre y en el mundo de siempre. El fruto de la conversi?n que nos pide Cuaresma tiene que poder verse en nuestra vida y en nuestras relaciones. Para alcanzar esto, es necesario recuperar el di?logo con Dios y con nosotros mismos, que es el comienzo del camino hacia una vida nueva.

Reciban de su Obispo en este camino de Cuaresma que estamos transitando la seguridad de mi afecto y oraciones, junto a mi bendici?n en el Se?or.?

Mons. Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz


Publicado por verdenaranja @ 22:24  | Hablan los obispos
 | Enviar