Martes, 12 de abril de 2011

Puntos de reflexi?n??propuestos en el primer d?a de encuentro cuaresmal en la parroquia- cuaresma 2011.

CONVERSION -?DESAPEGO? - ABANDONO EN DIOS

1) CONVERSION. "Convert?os porque el Reino de los cielos esta cerca" (Mt. 4,17) "Siete veces cae el justo, pero se levanta." (Prov. 24, 16)

"La conversi?n no se realiza en un solo d?a. ?ojal?! pueda llevarse a cabo a lo largo de nuestra vida." (S. Bernardo)

"Para mejorar el mundo y cambiarlo hace falta comenzar por cambiarnos nosotros mismos." (Juan Pablo II)

Hay que cambiar el remordimiento por el arrepentimiento. Todo ha de ser nuevo y nada de apa?os para seguir tirando. (Mt. 9, 16)

"La conducir? al desierto y le hablare al coraz?n." (Os. 2,14)

?

2) DESAPEGO. Si la conversi?n es un cambio, implica necesariamente un desprendimiento de todo lo anterior, para empezar una vida nueva. Y as? se le dice a Abrah?n: "Sal de tu tierra." Y se le dice a Mois?s: "DESCALZATE."En el momento en que te dejes llevar por un apego, deja de funcionar debidamente tu coraz?n.?

3) ABANDONO EN DIOS. Sta. Teresa del Ni?o Jes?s y su hermana Celina hac?an barquitos de papel en los que escrib?an: "Abandonarse en Dios." Y esta frase tiene una gran profundidad: cambio de nuestros planes por los de Dios: "Padre: me pongo en tus manos. Haz de mi lo que quieras." (Carlos de Foucauld )

CUESTIONARIO

1. ? Hay apa?os en tu vida como si a Dios lo pudieras enga?ar?

2. ?Te desesperas porque te encuentras lejos de lo que deseas, pensando que la conversi?n es asunto r?pido?

3. ?Cu?nto cuestan los desapegos! ?Verdad? Implica coraje, constancia y oraci?n.

4. La educaci?n del coraz?n es muy importante. ?De acuerdo?

5. El abandono total en Dios, como los santos, ?no crees que es el secreto de la perfecci?n cristiana?

ORACION
( Sal. 103 (102) )

Bendice, alma m?a, al Se?or, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma m?a, al Se?or, y no olvides sus beneficios.

El Se?or es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia.

No est? siempre acusando ni guarda rencor perpetuo; no nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga seg?n nuestras culpas.

Como un padre siente ternura por sus hijos, siente el Se?or ternura por los que le temen; porque El conoce nuestra masa, se acuerda de que somos barro.


Publicado por verdenaranja @ 15:57  | Espiritualidad
 | Enviar