S?bado, 16 de abril de 2011

Reflexi?n para las lecturas del Domingo de Ramos - A, ofrecida por el sacerdote Don Juan Manuel P?rez Pi?ero bajo el ep?grafe "ECOS DEL DIA DEL SE?OR"

ECOS DEL DIA DEL SE?OR: Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos es el comienzo, el p?rtico, de la Semana Santa, la semana anhelada por todos los cristianos, especial-mente, en el tiempo de Cuaresma, que termina el Jueves Santo por la tarde. La Semana que culmina con el Triduo Pascual, la Muerte y la Resurrecci?n del Se?or.

?Cu?ntas gracias hemos de dar a Dios, nuestro Padre, que en su Providencia, nos concede celebrar de nuevo estos d?as que se llaman ?santos?!

A primera vista, podr?amos pensar que en el? Domingo de Ramos, los textos de La Liturgia deber?an centrarse en la Entrada triunfal de Cristo en Jerusal?n; y ya est?.

Sin embargo, la Celebraci?n de este domingo consta de dos partes significativas: En la primera, recordamos y revivimos la Entrada de Jes?s en Jerusal?n, que se hace de un modo muy solemne en la Misa principal de la comunidad, con la Procesi?n de ramos y palmas, y de una manera breve y sencilla, en el resto de las misas del domingo. Y enseguida, entramos en ?la Misa de la Pasi?n del Se?or? Incluso llamamos a este domingo ?de Ramos de la Pasi?n del Se?or?

?Por qu??

Porque la Iglesia, Madre y Maestra, quiere presentarnos este primer d?a de la Semana Santa, una visi?n de conjunto de todo lo que vamos a celebrar a lo largo de la semana.

En la primera parte de la celebraci?n, como dec?amos,? contemplamos a Jesucristo, el Se?or, al que aquella gente, entusiasmada, ?recibe como al Mes?as ? Rey que esperaban ansiosamente. Ya conocemos los hechos. Nosotros recordamos, y tambi?n actualizamos y revivimos, con un conocimiento mayor que el de ellos y con un entusiasmo, que debe ser tambi?n mayor aquel acontecimiento.

De este modo, la Semana Santa? queda colocada entre dos domingos con acento de triunfo, de fiesta, de alegr?a? El Domingo de Ramos prefigura el Domingo de Resurrecci?n.

Luego nos adentramos en la Misa de Pasi?n, como dec?a antes, que incluye la lectura de la Pasi?n de Cristo seg?n S. Mateo, que es el evangelista que nos gu?a este a?o A.

La segunda lectura de este domingo es una s?ntesis preciosa de la Semana Santa, m?s a?n, de toda la vida del Se?or: ?Cristo, siendo de condici?n divina, no hizo alarde de su categor?a de Dios; al contrario, se despoj? de su rango y tom? la condici?n de esclavo, pasando como uno de tantos. Y as?, actuando como un hombre cualquiera, se rebaj? hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levant? sobre todo y le concedi? ?el ?Nombre-sobre-todo-nombre?; de modo que al nombre de Jes?s, toda rodilla se doble ?en el Cielo, en la Tierra, en el Abismo- y toda lengua proclame: ?Jesucristo es Se?or?, para gloria de Dios Padre?. (Fil 2, 6-11).

?Impresionante!?

Precisamente, este d?a, los jud?os adquir?an el cordero para sacrificar en la Pascua, concretamente, el viernes, a la hora de nona, la hora en que Jesucristo muere en la Cruz.

De esta forma, en la Entrada de Jes?s en Jerusal?n, contemplamos la llegada del Cordero de la Pascua Nueva, que va a va a ser inmolado, sacrificado, para nuestra liberaci?n.

Terminamos con algunas conclusiones pr?cticas:

Hemos de entrar en la Semana Santa con el mayor inter?s y alegr?a y con el deseo de aprovecharla al m?ximo:

a) Participando en las celebraciones lit?rgicas tan hermosas de estos d?as, que es lo m?s importante, lo fundamental.

b) Recibiendo los sacramentos?Y ayudando a los dem?s para que tambi?n los reciban.

c) En la Semana Santa hay muchas procesiones. No tenemos espacio para tratar de la importancia que tienen. Pero tampoco pueden distraernos de lo m?s importante.

d) Meditando la Pasi?n del Se?or que es el centro de la Semana, como dec?a antes. La Pasi?n seg?n S. Juan, se lee el Viernes Santo.

Es necesario que, a cada paso, vayamos recordando lo que dec?a la segunda lectura: ?Cristo, a pesar de su condici?n divina?? Porque el que sufre y muere no es un hombre bueno o un l?der social o pol?tico. Es el Hijo de Dios hecho hombre. Por eso ?l es el ?nico que puede salvarnos.

e) D?ndonos cuenta que celebramos la Semana Santa como cristianos, es decir, como hombres y mujeres que han recibido y est?n recibiendo ?los beneficios que vienen de la Muerte y Resurrecci?n del Se?or. De esta forma celebraremos la Semana Santa ?con un especial acento de acci?n de gracias?

?Qu? grande es esta ?Semana que comenzamos!

Que la Iglesia del Cielo, la Virgen Sant?sima, los ?ngeles y los santos vengan en ayuda de nuestra fragilidad.?

Con estos pensamientos y sentimientos, reciban mi saludo m?s cordial, con mis mejores deseos para estos d?as de Semana Santa, que culmina en la Pascua y el Tiempo Pascual.


Publicado por verdenaranja @ 10:58  | Espiritualidad
 | Enviar