Lunes, 18 de abril de 2011

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s en el programa radial "Compartiendo el Evangelio", para el 2? domingo de Cuaresma (20 de marzo de 2011). (AICA)

LA TRANSFIGURACI?N DEL SE?OR ?????????

San Mateo 17, 1-9 (ciclo A)?

Jes?s tom? a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llev? aparte a un monte elevado. All? se transfigur? en presencia de ellos: su rostro resplandec?a como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz. De pronto se les aparecieron Mois?s y El?as, hablando con Jes?s. Pedro dijo a Jes?s: "Se?or, ?qu? bien estamos aqu?! Si quieres, levantar? aqu? mismo tres carpas, una para ti, otra para Mois?s y otra para El?as". Todav?a estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubri? con su sombra y se oy? una voz que dec?a desde la nube: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilecci?n: esc?chenlo". Al o?r esto, los disc?pulos cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor. Jes?s se acerc? a ellos y, toc?ndolos, les dijo: "Lev?ntense, no tengan miedo". Cuando alzaron los ojos, no vieron a nadie m?s que a Jes?s solo. Mientras bajaban del monte, Jes?s les orden?: "No hablen a nadie de esta visi?n, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos".??

Jes?s pone delante de nuestros ojos la Gloria de Cristo, anticipando la Resurrecci?n y nos anuncia algo muy importante que hoy la sociedad no lo tiene en cuenta, y quiz?s tampoco nosotros: la divinizaci?n del hombre. ?Dios nos resucita, pero tambi?n nos diviniza!, es decir que nos a su esp?ritu y el hombre participa del bondad divina de Dios.Esta presencia de Mois?s y de El?as; de la Ley -los mandamientos- y el Profeta hablando con Jes?s, es para fortalecerlo, porque sab?an lo que Jes?s -el Hijo de Dios- iba a padecer. Por eso Jes?s les pide silencio a los disc?pulos: "No hablen a nadie de esta visi?n, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos".

Es important?simo recibir a Cristo, como hijos en el Hijo, el don de la Gracia. Cristo nos diviniza, nos transforma, nos da la vida eterna ya aqu?; nos hace pregustar, ya nos hace vivir de una manera escatol?gica, es decir anticipando ya los ?ltimos tiempos. Cuando uno vive esta Gracia, no tiene miedo. Nada ni nadie puede separarlo del amor de Jesucristo.

En esta Cuaresma estamos invitados, lo dice el Papa, a alejarnos del ruido de la vida diaria para sumergirnos en la presencia de Dios y El quiere transmitirnos cada d?a su Palabra, para que penetre en las profundidades de nuestro esp?ritu; para que nosotros podamos discernir el bien y alejarnos del mal; y para que este esp?ritu fortalezca la voluntad de seguir al Se?or como verdaderos disc?pulos.

La respuesta cristiana no es solamente un comportamiento moral. La respuesta cristiana parte de la fe como respuesta a la invitaci?n que Cristo nos hace con su amistad y con su Gracia.

Se equivocan aquellos que reducen el cristianismo a un comportamiento moral. El cristianismo es entrar en el Misterio del Hijo y es vivir esa Gracia que Dios nos regala a todos.

Que lo podamos descubrir, que lo podamos vivir y que lo podamos transmitir.

Les dejo mi bendici?n en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo. Am?n

?Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s?


Publicado por verdenaranja @ 23:28  | Hablan los obispos
 | Enviar