S?bado, 23 de abril de 2011

Comentario a las lecturas del Domingo de Resurrecci?n ofrecido por el sacerdote don Juan Manuel P?rez Pi?ero bajo el ep?grafe "ECOS DEL DIA DEL SE?OR".

ECOS DEL DIA DEL SE?OR: La Resurrecci?n del Se?or?

Queridos amigos y amigas: ?Jesucristo, el Se?or, ha resucitado! ?Muchas felicidades!

S?, tenemos que felicitarnos unos a otros por tantas cosas como hemos ido recordando y celebrando estos d?as del Triduo Pascual, que culminan en las fiestas de Pascua. Son cincuenta d?as de alegr?a y de fiesta en honor de Cristo Resucitado. La cuesti?n est? en que seamos capaces de mantener el ritmo de alegr?a y de fiesta durante cincuenta d?as. Porque son muchos. Hemos estado contemplando, estos d?as santos, lo que se llama ?mirabilia Dei?, es decir, ?las maravillas de Dios?? Y, hemos repetido, a cada paso, lo mismo: ??C?mo pagar? al Se?or todo el bien que me ha hecho?? (Sal 116, 12).

Hoy nos alegramos y nos felicitamos por la dicha enorme de ser cristianos. ?Qu? pena que tantos y tantos no entiendan nada!

Y es que en la Resurrecci?n del Se?or no nos alegramos s?lo ?por la victoria de Cristo, sino tambi?n por nuestra victoria.

S. Pablo, escribiendo a los corintios, dice: ??Si confesamos que Cristo ha resucitado c?mo es que algunos de vosotros dicen que los muertos no resucitan? Pues si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucit?. Y si Cristo no resucit?, vana es nuestra predicaci?n y vana es nuestra fe?? (1Co 15, 12 ss).

Para el Ap?stol del Cuerpo M?stico, la Resurrecci?n de Cristo y nuestra resurrecci?n, cuando ?l vuelva, son dos realidades inseparables?

Es s?lo un ejemplo, uno, de lo que la Resurrecci?n de Cristo supone para nosotros? Y har?amos bien en leer o releer el cap. 15 de la Carta a Los Corintios que habla ampliamente de la resurrecci?n.

Este a?o tenemos la dicha de escuchar a S. Mateo hablando de la Resurrecci?n.

Hay un parecer muy extendido, entre gente que entiende de estas cosas, ?seg?n el cual el hecho? de la Resurrecci?n del Se?or es algo que nadie conoci?, que cuando el Se?or resucitaba, nadie lo vio, que de la noche de la Resurrecci?n no se puede decir nada porque no tenemos testigos, etc.

Sin embargo, S. Mateo es el evangelista que se acerca al hecho mismo de la Resurrecci?n. ?Que c?mo se inform??

?Es que en el momento mismo de la Resurrecci?n s? que hab?an testigos?! ?Qu? dice el Evangelio? Que Pilato, a petici?n de los sumos sacerdotes y fariseos, les dijo: ?Ah? ten?is la guardia: id vosotros y asegurad la vigilancia como sab?is?.(Mt 27,62-65). Era la guardia romana, no la guardia del templo.

Del el momento mismo de la Resurrecci?n, dice S. Mateo: ?Los centinelas temblaron de miedo y quedaron como muertos? Y, en otro lugar dice que ?mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia ?que eran varios- fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdote todo lo ocurrido? (Mt 28, 11 y ss.) ?Es decir que los centinelas son testigos que comunican, que cuentan, que dicen. ?Y cu?ntas cosas m?s habr?n dicho, que no recoge el Evangelio! ?En efecto, sabemos muy bien que todo no se escribi? ?

Se?alar?an hasta la hora de la Resurrecci?n que debi? ser muy avanzada la noche, tal vez cerca del d?a? Porque los de la guardia fueron a la ciudad, ?mientras las mujeres? -que madrugaron- ?iban de camino.?

?Y ninguno de aquellos de la guardia o de los sumos sacerdotes y fariseos?, ninguno, se har?a cristiano?

?Y a qu? iban las mujeres al sepulcro?

Sencillamente, a terminar de embalsamar el Cuerpo del Se?or porque era el primer d?a de la semana y ahora pod?an hacer lo que no pudieron hacer en la tarde del viernes, porque comenzaba la Pascua. Ellas, por supuesto, no iban pensando en la resurrecci?n, porque, al igual que los disc?pulos, no entend?an nada de eso?

As? las mujeres fueron las primeras en ver a Cristo resucitado. En aquella ?poca, el testimonio de unas mujeres no ten?a valor. Pero ahora, para nosotros, s? que lo tiene.

?Y qu? dice S. Mateo de la Resurrecci?n del Se?or?

Que las mujeres fueron al sepulcro. ?Y de pronto tembl? fuertemente la tierra, pues un ?ngel del Se?or, bajando del cielo y acerc?ndose, corri? la piedra y se sent? encima. Su aspecto era de rel?mpago...?? ?? El ?ngel habl? a las mujeres: ?No est? aqu?: ?ha resucitado! Venid a ver el sitio donde yac?a?. ?Id aprisa a decir a sus disc?pulos??

Esto es lo que dice S. Mateo: Ofrece unos datos que los otros evangelistas no tienen ?De d?nde los habr? sacado? ?Ser? que utiliza un g?nero literario, pero que, en realidad, no fue as?? Todo es posible, pero hay que demostrarlo. Lo que no podemos hacer es estar repitiendo, sin m?s lo que escuchamos de alguien que se dice experto. Sea como fuera, aqu? hay datos que apuntan claramente a un testigo presencial. Aqu? hay detalles que no parece pueda proceder solamente de un g?nero literario.

?Qu? a Jesucristo no lo vio nadie resucitar? ?L?gico! Un cuerpo resucitado no se puede ver, si no es porque el mismo Se?or lo manifiesta como, en algunas ocasiones, a los disc?pulos Y tambi?n ??a m?s de quinientos hermanos juntos, de los cuales la mayor?a viven todav?a. Otros han muerto?(1Co 15,6)

Me he alargado con S. Mateo. Pero cre?a que deb?a hacerlo.

Nos dice el Evangelio: Cuando las mujeres iban de camino a contarle todo a los ap?stoles, ?de pronto, Jes?s les sali? al encuentro y les dijo: Alegraos. Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante ?l. Jes?s les dijo: No tem?is: id a ?comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea. All? me ver?n?. (Mt 28, 9 -12).

Mis queridos amigos:

Qu? importante es todo esto para celebrar la Pascua el a?o de S. Mateo. Jes?s dice a las mujeres asustadas y temblorosas, dos cosas: ?Alegraos e id a comunicar a mis hermanos? ?

Aqu? termino. Con estos dos pensamientos para quien quiera celebrar, vivir, la Pascua y el Tiempo Pascual: Jes?s resucitado nos invita a la alegr?a y a dar testimonio de su Resurrecci?n. Y esto es mucho y muy importante para comenzar a recorrer el camino pascual, tiempo de alegr?a desbordante, de acci?n de gracias, de tantas cosas?, y ?de acogida de los dones pascuales?

Con estos pensamientos y sentimientos, les reitero mi felicitaci?n pascual y mis mejores deseos.


Publicado por verdenaranja @ 20:30  | Espiritualidad
 | Enviar