Domingo, 01 de mayo de 2011

Sugerencias para la homil?a de la Jornada de Vocaciones Nativas publicadas en Gui?n Lit?rgico? seg?n viene en la revista misionera ILLUMINARE, n? 382, ABRIL 2011,? recibida en la parroquia con los materiales para su celebraci?n.

8 de Mayo de 2011 - III Domingo de Pascua

SUGERENCIAS PARA LA HOMIL?A

El evangelio que nos propone la Iglesia en este domingo es para nosotros un ejemplo para nuestra vida cristiana, pues es un texto citado con frecuencia y que todos conocemos. Nosotros, cuando Dios no cumple nuestras expectativas, nos sentimos muchas veces como los disc?pulos de Ema?s y huimos o dejamos de lado a Dios. Ellos no creyeron en el testimonio de los ap?stoles y de las mujeres a las que se aparece Jes?s. El encuentro con el Resucitado les lanza a creer de tal manera que se convierten en sus testigos. Tambi?n nosotros estamos llamados a la misi?n.

San Pedro, consciente de la llamada que hace Jes?s a la misi?n, sab?a de las dificultades que conlleva; por esto nos invita a permanecer siempre fieles. ?l es testigo privilegiado de la Resurrecci?n y de la misericordia del Se?or cuando este le perdona, a pesar de haberlo negado, y le hace cabeza de la Iglesia. Nos presenta con elocuencia aquello que ha experimentado, la Resurrecci?n del Se?or: ?Pero Dios lo resucit?, rompiendo las ataduras de la muerte; no era posible que la muerte lo retuviera bajo su dominio, pues David dice: ?Tengo siempre presente al Se?or, con ?l a mi derecha no vacilar黔.

Para ser buenos disc?pulos lo principal es ser hombres de oraci?n: la llamada a la misi?n es tambi?n a dar gracias a Dios, a orar incesantemente. Como nos invita el salmo, si permanecemos fieles al Se?or, ?l nos corresponder?: ?Me ense?ar?s el sendero de la vida, me saciar?s de gozo en tu presencia, de alegr?a perpetua a tu derecha?. Porque el testimonio nace fruto del amor y la alegr?a por conocer a Jes?s, en la comuni?n de la Iglesia.

La Jornada de hoy, dedicada a las vocaciones nativas, nos recuerda que todos estamos llamados a la misi?n en nuestras comunidades y ambientes, para trasmitir la fe que vivimos y celebramos. Recemos para que no falten personas que trasmitan con fe el mensaje del Resucitado.

?l es fiel y, al igual que con los disc?pulos de Ema?s, camina con nosotros, nos da fuerzas para el camino y nos explica las Escrituras, que tienen en ?l su sentido y fundamento.

Jes?s, como vemos en el evangelio y en las dem?s apariciones, siempre se aparece de modo preferente mediante la fracci?n del pan. Que hagamos igual que los disc?pulos de Ema?s: ?Y ellos contaron lo que les hab?a pasado por el camino y c?mo lo hab?an reconocido al partir el pan?. Por esto, conscientes de la llamada a la misi?n, acudamos a la Eucarist?a con frecuencia para recobrar fuerzas e, igual que los disc?pulos de Ema?s, digamos siempre al Se?or:

?Qu?date con nosotros, porque la tarde est? cayendo?.


Publicado por verdenaranja @ 18:18  | Homil?as
 | Enviar