Domingo, 15 de mayo de 2011

Mensaje de monse?or Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, para la Pascua 2011 (AICA)

MENSAJE DE PASCUA ??????????

Celebramos en la Pascua la fuente de una Vida Nueva que nos ha tra?do Jesucristo. La Pascua es semilla de lo nuevo, es comienzo y futuro. Es comienzo en cuanto don obtenido por Jesucristo, y es futuro como horizonte de vida ofrecida a todos. En esta din?mica de lo nuevo como algo ya adquirido, podemos comprender el significado de la Pascua y la responsabilidad que nos cabe.

Cuando la liturgia nos habla de los frutos de la Pascua lo hace utilizando la imagen del Reino de Dios, que es una realidad iniciada con Cristo pero en camino hacia su plena realizaci?n. Esta imagen nos habla de un Reino de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz. Este es el fruto de la Pascua. Cuando desde ella contemplamos la realidad que nos rodea no podemos dejar de ver la distancia y dolernos. La Pascua no nos permite sustraernos a esta realidad del mundo amado por Dios y para el cual ha venido Jesucristo. Celebrar la Pascua es alegr?a por el don recibido, pero tambi?n compromiso con la vida del hombre y del mundo. La fe en el Dios de la Vida es garant?a de fraternidad y de solidaridad.

Son muchas las condiciones de fragilidad en la que viven muchos hermanos nuestros. Pienso en los ataques que sufre la vida desde el embarazo, con el peligro del aborto, hasta los riesgos de una infancia carente del necesario acompa?amiento que garantice su futuro. En el flagelo de la droga que avanza y mata con la complicidad del silencio y la impotencia que manifiesta la autoridad. En la pobreza y marginalidad que hiere la dignidad del hombre y su familia, con consecuencias irreparables en la vida y desarrollo integral de sus hijos. En la mezquina construcci?n de una agenda pol?tica centrada en el poder, y la ausencia de un di?logo constructivo al servicio de un proyecto de pa?s que incluya a todos. La semilla de lo nuevo necesita de un suelo bien dispuesto para poder dar frutos.

Es de desear que la luz de la Pascua ilumine el camino de este a?o electoral. Ante todo, valoremos la pol?tica como la necesaria mediaci?n entre las ideas y la realidad. Ella pertenece al ?mbito de la ?tica y est? al servicio del bien com?n. Por ello el pol?tico, junto a su preparaci?n y competencia, debe abrevar y sentirse exigido por los valores morales. Alejado de todo enfrentamiento est?ril debe ser testigo de un di?logo maduro y ejemplar para la comunidad. Estas actitudes elevan a la pol?tica y hacen de ella un acto de docencia c?vica y de renovada esperanza para el pueblo. Ella necesita del poder, pero no como un bien absoluto que deba conservar a cualquier precio, sino como un tiempo oportuno de servicio en el marco de la Constituci?n. La obediencia a la ley es un l?mite que la preserva y ennoblece y que hace, adem?s, al nivel de la misma democracia.

Con la alegr?a de la celebraci?n de la Pascua reciban mis mejores deseos, junto a mi afecto y bendici?n en el Se?or que ha Resucitado y nos compromete a hacer realidad los frutos de esta Vida Nueva.?

Mons. Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz?


Publicado por verdenaranja @ 19:32  | Hablan los obispos
 | Enviar