Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

El Director de?C?ritas Diocesana de Tenerife nos env?a el siguiente art?culo? apelabndo a la generosidad de todos.

Desde C?ritas

?Leonardo Ruiz del Castillo*

El pasado mes de abril no ha sido uno de los que me pasan desapercibidos. Y lo digo por unas noticias que han llamado mi atenci?n dolorosamente. Porque la muerte de un ser humano, aunque no sea familiar, amigo o conocido me produce dolor. Pero en este caso ese dolor es mayor porque han sido dos las personas fallecidas de las muchas que tienen como ?nico techo la calle; y si esa muerte es porque ha perdido la ilusi?n por la vida, mi pesar es m?s profundo. Me estoy refiriendo a la persona rumana fallecida en las inmediaciones del Estadio y a la otra que muri? en la plaza Pr?ncipe Felipe; ambos en la capital tinerfe?a.

Manuel (as? se llamaba el segundo de los fallecidos) muri? en medio de muchas personas que trataban de convencerle para que se dejara llevar a un hospital. No lo lograron. Era imposible obligarle a ser atendido porque va en contra de la propia Ley. ?l muri? como quer?a: en la calle y solo. Manuel formaba parte de ese colectivo que vemos en diferentes lugares de cualquier ciudad, llamado ?los sin techo?. Esas personas que han escogido las calles para ?vivir? y se niegan a ser atendidas en un albergue o casa de acogida. Rechazan todo tipo de normas para la convivencia. Quieren ser libres y tienen las estrellas como techo (aunque a veces son negros nubarrones que les obligan a buscar refugio en cualquier portal abierto o zona que les proteja) y alg?n banco del mobiliario urbano como cama. ?Si huelo mal no se me acerque, yo no le he llamado?, ?nos dir? cualquiera de estas personas si le ofrecemos un lugar donde poder ducharse y cambiarse de ropa. Pero tambi?n hay otras personas que se les obliga a estar en la calle: quienes sufren un desahucio. Son familias que, no pudiendo pagar la hipoteca o el alquiler, el peso de la ley cae sobre ellas y les obliga a dejar su casa de toda la vida, por mor de una situaci?n que no se han buscado sino que les ha sobrevenido. Y, ?qu? hacer? El albergue municipal o Caf? y Calor de C?ritas, son para hombres; ?rompemos la unidad familiar enviando a los menores a la tutela social, al hombre a un centro y a la mujer a otro? Con total seguridad que se agrupar? la familia y decidir?n ?vivir? en la calle.

Otra de las dolorosas noticias la titulaban los peri?dicos as?: ?Andaluc?a y Canarias encabezan el ranking de paro juvenil en Espa?a?. Otro m?s de los records que tenemos en nuestro terru?o. Es muy preocupante y doloroso para m?, que ese paro juvenil siga aumentando, con el problema a?adido de que su crecimiento es superior que el del paro total, situ?ndose en Canarias en el 35% y superando en m?s de siete puntos la tasa media del desempleo.

Por otro lado La Caixa, dentro de su programa de ayudas que viene aplicando desde hace unos cinco a?os, informaba de que la mitad de los pobres ya no pueden comprar medicamentos ni seguir ning?n tratamiento m?dico. Que cuatro de cada diez personas viven por debajo de los ocho mil euros al a?o y sesenta mil menores de edad han pasado o pasan hambre con frecuencia, lo que significa que no comen casi nada durante el d?a y no cenan nunca por la noche? En el peri?dico tinerfe?o EL D?A, Esther Esteban, comentando esta noticia dec?a: ?Dicho as?, con la frialdad y crueldad con la que hablan los n?meros podr?amos pensar que tales afirmaciones se refieren a pa?ses lejanos, a esos hombres, mujeres y ni?os que habitan en lugares que parecen dejados de la mano de Dios; pero no es as?. Claro, esos datos son de Espa?a?
Por otro lado y habiendo comenzado ya el periodo para hacer nuestra declaraci?n de la Renta 2010, hago un llamamiento a todos y a todas ustedes para que nos ayuden econ?micamente y contribuyan as? con nuestra labor de atenci?n a quienes lo necesitan, sin costo alguno, de forma gratuita. ?C?mo? Pues simplemente, cuando haga su declaraci?n, marque con una X las casillas del 0,7% del IRPF destinadas a la ?Iglesia cat?lica? y a ?Otros fines de inter?s social?. Con ese simple gesto, C?ritas recibir? de la Iglesia ayudas para paliar las demandas de quienes acuden a nosotros solicitando alimentos o el pago de alquileres, recibos de agua, luz, medicamentos, etc. Y del IRPF, a trav?s del Gobierno del Estado, fondos para desarrollar proyectos espec?ficos, como casas de acogida para ese colectivo mencionado antes: ?los sin techo?. O colectivos de familias, infancia, mayores, enfermos de VIH/SIDA, inmigrantes, etc. Por ?ste concepto, a lo largo del presente 2011 estamos gestionando m?s de cuatrocientos mil euros.

Es triste, muy triste y doloroso saber que una ni?a de 7 a?os lleva tres d?as comiendo solamente pan. Pero es a?n m?s triste y m?s doloroso saber que si yo prescindo de alg?n capricho diario, podr?a hacer que esa ni?a desayune, almuerce, meriende y cene?

Muchas gracias amigas y amigos. Estoy seguro de su generosidad porque s? que ustedes prescinden de algo a diario para compartir con quienes no tienen. Por eso, comparte incluso lo necesario.

?*Director de C?ritas Diocesana de Tenerife??


Publicado por verdenaranja @ 23:09  | Caritas
 | Enviar