Lunes, 06 de junio de 2011

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s en el programa radial "Compartiendo el Evangelio", para el tercer domingo de Pascua y en la solemnidad de Nuestra Se?ora de Luj?n, Patrona de la Argentina (8 de mayo de 2011). (AICA)?

CRISTO NO ES UNA COSA M?S??

San Lucas 24,13-35?

?El primer d?a de la semana, dos de los disc?pulos iban a un peque?o pueblo llamado Ema?s, situado a unos diez kil?metros de Jerusal?n. En el camino hablaban sobre lo que hab?a ocurrido. Mientras conversaban y discut?an, el mismo Jes?s se acerc? y sigui? caminando con ellos. Pero algo imped?a que sus ojos lo reconocieran.
El les dijo: ??Qu? comentaban por el camino??.
Ellos se detuvieron, con el semblante triste, y uno de ellos, llamado Cleof?s, le respondi?:
??T? eres el ?nico forastero en Jerusal?n que ignora lo que pas? en estos d?as!?.
??Qu? cosa??, les pregunt?.
Ellos respondieron: ?Lo referente a Jes?s, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y c?mo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron.

Nosotros esper?bamos que fuera ?l quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres d?as que sucedieron estas cosas. Es verdad que algunas mujeres que est?n con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro y al no hallar el cuerpo de Jes?s, volvieron diciendo que se les hab?an aparecido unos ?ngeles, asegur?ndoles que ?l est? vivo. Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres hab?an dicho. Pero a ?l no lo vieron?.

Jes?s les dijo: ??Hombres duros de entendimiento, c?mo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas! ?No era necesario que el Mes?as soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?? Y comenzando por Mois?s y continuando con todos los profetas, les interpret? en todas las Escrituras lo que se refer?a a ?l. Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jes?s hizo adem?n de seguir adelante.

Pero ellos le insistieron: ?Qu?date con nosotros, porque ya es tarde y el d?a se acaba?. El entr? y se qued? con ellos. Y estando a la mesa, tom? el pan y pronunci? la bendici?n; luego lo parti? y se lo dio. Entonces los ojos de los disc?pulos se abrieron y lo reconocieron, pero ?l hab?a desaparecido de su vista. Y se dec?an: ??No ard?a acaso nuestro coraz?n, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras??.

En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusal?n. All? encontraron reunidos a los Once y a los dem?s que estaban con ellos, y estos les dijeron: ?Es verdad, ?el Se?or ha resucitado y se apareci? a Sim?n!?. Ellos, por su parte, contaron lo que les hab?a pasado en el camino y c?mo lo hab?an reconocido al partir el pan.?

?

La Iglesia, en estos cincuenta d?as de la Pascua, remarca por todas partes este ?nico acontecimiento: Cristo crucificado, muerto y resucitado; est? vivo y ha vencido al pecado y a la muerte. ?Est? vivo! LO ETERNO est? presente en el mundo y nos hace vivir a todos una vida nueva. ?D?nde lo reconocemos? A trav?s de los distintos gestos que Dios va obrando? va haciendo, fundamentalmente a trav?s de la Eucarist?a.

En esa Eucarist?a, que celebramos todos los d?as, todos los domingos, donde ustedes participan, de alguna manera siempre se escucha con atenci?n la Palabra de Dios; luego ese Pan es transformado en el Cuerpo del Se?or y ese Vino va a ser la Sangre de Cristo, la Sangre del Redentor.

Ese sacrificio que se hizo una sola vez y para siempre, es el sacrificio de la Cruz, el sacrificio Redentor de Cristo, glorioso pero a trav?s de su Pasi?n. ?Y no podemos separar jam?s cruz, muerte y resurrecci?n! Resurrecci?n, que viene a trav?s de la crucifixi?n y de la muerte. La Cruz y la muerte no terminan en derrota, sino en victoria que es la Resurrecci?n.

Pensemos muy bien lo que significa reconocer a Cristo en la Eucarist?a; reconocer a Cristo en su presencia: cuerpo, alma, sangre y divinidad. Y pensemos muy bien lo que significa que podamos recibirlo. Hay mucha gente que no puede recibirlo porque est? en estado de pecado, por una imposibilidad moral, familiar, lo que sea, ?y sufren por no poder recibirlo! Y hay gente que recibe a Cristo, en la Eucarist?a, casi como una cosa m?s. ?Y Cristo no es una cosa m?s!

?Cristo es el Se?or de la Vida!

?Cristo es el Se?or de la Historia!

?Cristo es el Se?or de la Iglesia!

?Cristo es el Se?or de nuestra vida personal!

?Cristo es el Se?or de la humanidad!

Si reconoci?ramos que Jes?s est? presente en la Eucarist?a, que nos toca, nos alimenta y nos nutre, les puedo asegurar que ser?amos distintos.

?Dios quiera que podamos reconocer a Jes?s al partir el pan! Les dejo mi bendici?n en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo. Am?n?

Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s?


Publicado por verdenaranja @ 23:08  | Hablan los obispos
 | Enviar