S?bado, 18 de junio de 2011

Palabras del p?rroco de La Guancha en el programa de las fiestas? 2011 a San Antonio de Padua en el Barri? Guanchero de El Pinalete, que se celebran este desde el 13 al 22 de junio.

CINCUENTA A?OS DE VENERACI?N A SAN ANTONIO DE PADUA

El 16 de Julio de 1961, el Rvdo. D. Nicol?s Soriano Ben?tez de Lugo, nieto del Marqu?s de Celada, delegado por el p?rroco a tenor de la licencia dada por el Vicario General de la Di?cesis D. Mat?as Batista D?az, bendec?a el oratorio p?blico dedicado a San Antonio de Padua, que hab?a sido construido por la Comunidad de Aguas en la boca de la galer?a del lugar conocido por el Pinalete en el municipio de La Guancha. Dieron fe de este acto el p?rroco de la Fuente de la Guancha D. Antonio P?rez Garc?a, el alcalde D. Antonio Reyes Gonz?lez y el concejal D. Juan P?rez y P?rez. Las cr?nicas y el testimonio de los que fueron testigos, y que a?n est?n entre nosotros, nos hablan del entusiasmo, del regocijo y del j?bilo que tal acontecimiento comport?. ?

2011 nos invita, despu?s de pasados cincuenta a?os, a unirnos al estado de ?nimo, a la satisfacci?n, al gozo y a la dicha de aquel momento. La presencia de la esta capilla en uno de los lugares m?s pintorescos del municipio de La Guancha no ha sido indiferente para los vecinos y para los visitantes. El barrio ha ido desarrollando su identidad en torno al Santo de Padua y sus fiestas patronales. Durante todos estos a?os la ermita ha sido lugar de encuentro con Dios a trav?s de la veneraci?n de San Antonio.

El Santo de los Milagros nos ha recordado la existencia de Dios, no de un Dios distante, sino de un Dios personal, con el que podemos y debemos mantener relaciones personales y filiales. Nos ha explicado que en la Eucarist?a est? el verdadero cuerpo, sangre y alma de Nuestro Se?or Jesucristo, tan real y perfecto como est? en el Cielo. Nos ha hablado de la caridad como expresi?n del seguimiento de Jes?s. Nos ha recordado la existencia del infierno y del purgatorio. Nos ha mostrado la importancia del Papa y su misi?n como Vicario de Cristo en la tierra. Y, sobre todo, nos ha invitado al silencio y a la oraci?n.?

El cincuenta aniversario es motivo de gozo y de alegr?a. Pero tambi?n es motivo para hacer balance, para renovar fuerzas y potenciar todo lo bueno hecho hasta ahora. Es tambi?n motivo para dar gracias en primer lugar a Dios y pedirle que siga haciendo de nuestra ermita un lugar donde el ejemplo de la vida de San Antonio de Padua nos lleve a ?l. En segundo lugar para tener un recuerdo agradecido de todos aquellos que hicieron realidad la promesa del Marqu?s de Celada de erigir capilla en acci?n de gracias ante el alumbramiento de la Galer?a y de todos los que a?o tras a?o han ido cogiendo el testigo de la organizaci?n de las fiestas.

Participemos por tanto con gozo espiritual en todos los actos que para este cincuentenario se han preparado, y sigamos viviendo la Fe tras las huellas del Se?or Resucitado y de la mano de San Antonio.

Sebasti?n Garc?a Mart?n
P?rroco


 | Enviar