Martes, 19 de julio de 2011

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s en el programa radial "Compartiendo el Evangelio", en la solemnidad de la Sant?sima Trinidad (19 de junio de 2011). (AICA)

SOLEMNIDAD DE LA SANT?SIMA TRINIDAD????????

En nuestro calendario civil, hoy es el D?a del Padre. Rezamos por nuestros padres, que tanto tienen que ver con nuestra vida, nuestra existencia. Que los pap?s que est?n aqu?, tengan un d?a de mucho reconocimiento, mucho respeto y mucho amor.?

Evangelio seg?n San Juan 3, 16-18

Dijo Jes?s ?Dios am? tanto al mundo, que entreg? a su Hijo ?nico para que todo el que cree en ?l no muera, sino que tenga Vida eterna.Porque Dios no envi? a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por ?l. El que cree en ?l, no es condenado; el que no cree, ya est? condenado, porque no ha cre?do en el Nombre del Hijo ?nico de Dios.??

Dios es comuni?n de vida

En esta Solemnidad de la Sant?sima Trinidad, a veces puede resonar en nuestros o?dos como una fiesta muy lejana, muy extra?a, muy incomprensible, poco asible. Sin embargo, estamos en este mes fiesta tras fiesta pero c?mo todo se va concatenando, se va hilando.

Fij?monos: ya hace un tiempo atr?s celebramos la Pascua; luego la Fiesta de la Ascensi?n -donde Cristo Resucitado asciende al Padre-; le sigui? la Fiesta de Pentecost?s -donde el Padre con el Hijo nos env?an al Esp?ritu Santo- y ahora entramos en la comuni?n propiamente dicha de Dios.

C?mo Dios es una comuni?n de vida por excelencia. C?mo Dios, siendo un solo Dios verdadero, son tres Personas que se relacionan y a quienes tenemos acceso por la misma revelaci?n de Jesucristo. Lo propio del Padre es crearnos, lo propio del Hijo es redimirnos y lo propio del Esp?ritu Santo es santificarnos. Y cada uno de ellos tiene una funci?n espec?fica, un atributo propio, que nos lleva al misterio m?s ?ntimo, m?s profundo.

Cuando hablamos de la Sant?sima Trinidad estamos hablando de Dios, pero tambi?n hablamos del hombre. El hombre no puede vivir su misterio si no se abre a Dios. El hombre no se explica a s? mismo si no se abre a Dios. Cuando uno se abre a Dios, puede tener explicaci?n, puede entenderse y darse cuenta que participa de esa comuni?n con Dios; pero que tambi?n uno es un misterio.

Es as? que la Fiesta de la Sant?sima Trinidad nos lleva a este conocimiento: Dios es inagotable. Cuando nos acercamos m?s a ?l y lo encontramos, tenemos el deseo y el ?nimo de seguir busc?ndolo para seguir encontr?ndolo. Esto es fundamental: ese misterio es inagotable pero tambi?n es para nosotros.

Luego, el misterio nos lleva a una intimidad profunda: el hombre no puede ser comprendido sino en Dios. Es as? que esta cercan?a con Dios produce y provoca en nosotros un nuevo nacimiento. As? como Dios es comuni?n de vida y nos participa a nosotros, tambi?n nosotros tenemos que tener un cuidado exquisito de la comuni?n y de la com?n uni?n entre nosotros.

Esta Fiesta de la Sant?sima Trinidad nos lleva a aquello para lo cual fuimos creados, a lo m?s propio, a lo m?s espec?fico, al futuro que no tiene ocaso, que no tiene fin: la permanente y perfecta Adoraci?n de la Sant?sima Trinidad. Nosotros fuimos creados, redimidos y santificados para encontrarnos definitivamente con el Creador.

En el ?mientras tanto?, en el ?mientras estamos aqu?, esta Solemnidad no es un punto de llegada sino de partida. Al encontrarlo a ?l nos tenemos que sentir movilizados para seguir busc?ndolo y trabajar siempre por la comuni?n.

?Feliz Fiesta de la Sant?sima Trinidad!

?Levantemos nuestro esp?ritu y nuestra alma!

Que nos demos cuenta de aquello para lo que fuimos llamados y que podamos encontrarnos definitivamente con ?l. Esa es nuestra vida, nuestra finalidad y nuestro futuro. No lo comprometamos m?s.

Les dejo mi bendici?n en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo. Am?n?

Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s?


Publicado por verdenaranja @ 21:30  | Hablan los obispos
 | Enviar