Martes, 19 de julio de 2011

Comunicado firmado por el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Ricardo Ezzati, y por el Presidente del ?rea Educaci?n, Mons. H?ctor Vargas, con el t?tulo "Humanizar la educaci?n, tarea de todos".

Autor: Mons. Ricardo Ezzati Andrello y Mons. H?ctor Vargas Bastidas
Fecha: 23/06/2011
Pais :Chile
Ciudad: Santiago
Ref. Cech: 190 / 2011

Humanizar la educaci?n, tarea de todos?

1. La sociedad chilena, sus instituciones, las comunidades educativas y la Iglesia, estamos siguiendo con atenci?n las demandas del movimiento estudiantil, las reacciones que ellas suscitan y las visiones que distintos sectores expresan p?blicamente acerca de la educaci?n en Chile. Los j?venes se manifiestan, necesitan ser escuchados y esto es bueno para la sociedad.

2. En los ?ltimos a?os se han hecho esfuerzos por mejorar la ense?anza en el pa?s, lo que se ha traducido en un conjunto de pol?ticas p?blicas logradas en un marco de grandes acuerdos nacionales, y a los que se suman importantes contribuciones desde los ?mbitos municipal, privado y estatal. Apreciamos los di?logos sostenidos en estos ?ltimos d?as y esperamos que lleguen a buen t?rmino.

3. Sin perjuicio de estos avances, el debate y el cuestionamiento que se hace al sistema educativo son signo de un malestar del que la sociedad en su conjunto debe hacerse cargo. Queda un largo camino por recorrer en la tarea de consolidar un modelo educativo con aprendizajes de calidad, justo y equitativo, en donde cada estudiante, al margen de su condici?n personal y social, tenga asegurada la formaci?n necesaria para desarrollarse integralmente, construir un proyecto de vida pleno, y aportar generosamente toda su riqueza a la sociedad de su tiempo. Verdaderamente, hay una grave deuda pendiente en esta materia.

4. Creemos que la educaci?n es un bien p?blico, y el esfuerzo por mejorar su calidad y por hacerla m?s equitativa debe incorporar a todos los actores involucrados: el Estado, las Instituciones Educativas, los docentes, las familias y los mismos estudiantes. Es urgente avanzar en la b?squeda de propuestas de consenso para orientar y encaminar los procesos que permitan responder a las justas demandas.

5. Las soluciones excluyentes no son el camino, tampoco las medidas arbitrarias, ni la violencia f?sica o verbal. S?lo una real voluntad de di?logo ayudar? a enfrentar el delicado clima de polarizaci?n en que est? derivando este debate y las movilizaciones asociadas. Considerando que los problemas planteados son de diversa ?ndole y de gran complejidad, no siempre pueden resolverse todos en la inmediatez de un conflicto. Se requiere racionalidad, esp?ritu democr?tico y utilizaci?n de los canales que garantiza la institucionalidad vigente. Cuando prima la raz?n y la cordura, el di?logo es siempre un m?todo fecundo, un paso que construye desde el respeto y la confianza.,

6. Los Obispos se?al?bamos en julio de 2006 que la ?educaci?n es un bien p?blico que debe ser valorado y cuidado por todos los ciudadanos. De la calidad de la educaci?n depende la calidad de vida, la superaci?n de la pobreza, el nivel cultural y la nobleza de las relaciones humanas de un pueblo?. Dos a?os m?s tarde, en junio de 2008, invit?bamos a asumir que la educaci?n tiene una finalidad esencialmente humanizadora, porque ?dec?amos entonces- ?vemos en el estudiante una persona que debe ser el centro de todo el proceso? y una educaci?n es genuina ?cuando humaniza y personaliza, para que la persona humanice al mundo, produzca cultura, transforme la sociedad y construya la historia?.

7. Hoy, cuando los avances logrados en estos a?os parecen ser insuficientes, afirmamos que normalizar la actividad educativa no s?lo ?consiste en terminar un paro o deponer una toma: requiere voluntad para discernir, con amplia participaci?n, las necesarias reformas que los j?venes y el pa?s esperan. Se trata de una tarea que nos involucra a todos.

? Ricardo Ezzati Andrello

Arzobispo de Santiago
Presidente

? H?ctor Vargas Bastidas
Obispo de San Marcos de Arica
Presidente ?rea Educaci?n

Santiago, 23 de junio de 2011.


Publicado por verdenaranja @ 22:17  | Hablan los obispos
 | Enviar