Viernes, 22 de julio de 2011

Reflexi?n a las lecturas del domingo diecisiete del Tiempo Ordinario - A, ofrecido por el sacerdote Don Juan Manuel P?rez Pi?ero bajo el ep?grafe "ECOS DEL D?A DEL SE?OR"

ECOS DEL D?A DEL SE?OR
Domingo 17? del T. Ordinario A?

Queridos amigos y amigas: El Reino de Dios es una expresi?n muy rica en contenido. Es como el compendio de todos los bienes que nos trae Jesucristo, el Mes?as? y que se anuncia como evangelio, como buena noticia. El Reino de Dios se personifica en Cristo? Con ?l llega a la tierra el Reino de los Cielos. Los que aceptan su palabra se incorporan al Reino que se inicia en la vida de la Iglesia peregrina y tiene su punto culminante en la Venida gloriosa del Se?or.

De diversos modos habla el Se?or del Reino de los Cielos. Estos domingos a trav?s de unas par?bolas, comparaciones sencillas que todo el mundo entiende.

Hoy el Se?or compara su Reino a un tesoro, a una perla preciosa de gran valor.

Nunca compara el Se?or su Reino con algo malo, desagradable, pobre, triste?, sino, todo lo contrario, con algo de gran valor, con una fiesta o un banquete festivo y alegre, con una gran redada de peces, con un tesoro?

Como dec?a antes, este domingo compara Jesucristo su Reino a un gran tesoro, pero escondido? No se conoce, parece que no hay nada en aquel campo... Todo normal? hasta que llega uno y encuentra un tesoro que se ha guardado all? como suced?a en el pa?s de Jes?s, donde eran frecuentes las guerras, los conflictos, la inseguridad? ?Entonces, ?lo vuelve a esconder?, y, lleno de alegr?a, va a vender todo lo que tiene y compra el campo?.

???????? Al escuchar esta ense?anza los cristianos tendr?amos que preguntarnos: ?El Reino de los Cielos es para m? algo muy valioso, un tesoro, algo por lo cual merece la pena ?venderlo ?todo? para conseguirlo? O, por el contrario, ?vendemos ?el tesoro? por cualquier cosa? Como una se?ora que tiene una gran cantidad de plata guardada, pero est? ennegrecida por el tiempo, y termina por dejarla al de la chatarra por una peque?a cantidad de dinero.

Los santos, especialmente, los m?rtires, se nos presentan como aquellos que han ?tenido la suerte? de encontrar ?el tesoro? y lo han ?vendido todo?, incluso, la vida, por conseguirlo. Muy seguros deb?an de estar del ?tesoro? para actuar as?.

Por eso el Papa Juan Pablo II escrib?a a los j?venes que se iban a reunir con ?l en Santiago: ?El descubrimiento de Cristo es la aventura m?s grande de vuestra vida?.

???????? Atendamos a este testimonio de S. Pablo: ??Todo lo que para m? era ganancia, lo estimo p?rdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jes?s, mi Se?or. Por ?l lo perd? todo y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en ?l...? (Fil. 3,7-9).

???????? En la primera lectura de hoy escuchamos que al Se?or le agrad? la petici?n de Salom?n y le dijo: ?Por haber pedido esto y no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para escuchar y gobernar, te cumplo tu petici?n: te doy un coraz?n sabio e inteligente, como no lo ha habido antes ni lo habr? despu?s de ti?.

?Ser?an interminables los testimonios que podr?amos seguir presentando?! Pero no hay espacio para m?s?

Compara despu?s el Se?or su Reino ?a un comerciante perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra?.

Tambi?n aqu? aparece ?la suerte?, ?la encontr?, pero se a?ade algo: El que la encuentra es ?un comerciante en perlas finas?, alguien que entiende de perlas, un experto, dir?amos hoy.

Por eso para valorar y comprar ?la perla del Reino de Dios?, hace?

falta ?entender?, ser un tipo listo? Y todos ?no entienden? o no son as? de inteligentes?

Hace alusi?n la par?bola al ?instinto del hombre de negocios?, que ve una gran oportunidad donde otros no ven nada o piensan todo lo contrario: ?Est? bien, pero no merece la pena??

Hace mucho tiempo que en las Di?cesis de nuestro pa?s se trabaja y se reza mucho para preparar la Jornada Mundial de la Juventud que culminar? con el encuentro con el Papa. Hay que hacer todo lo posible, pensamos, para que sea para todos una ocasi?n privilegiada de acoger la Buena Noticia, ?el Evangelio de los J?venes?, el del tesoro y la perla y ?vender? algo o venderlo todo para conseguirlo.?

Les deseo un buen Domingo, un d?a del Se?or muy feliz.


Publicado por verdenaranja @ 23:19  | Espiritualidad
 | Enviar