Lunes, 06 de febrero de 2012

Tema de estudio sobre la Religosidad Popular en orden a una correcta pastoral (Páginas 265 y 266 del I SÍNODO DIOCESANO NIVARIENSE)

PIEDAD POPULAR: APROXIMACIÓN TEOLÓGICO-PASTORAL

METAS Y CRITERIOS GENERALES PARA LA PIEDAD POPULAR 

1. Que lo mismo que Jesús vivía muy cerca las manifestaciones religiosas de su pueblo y, partiendo de ahí, les anunciaba el Reino de Dios, nuestra Iglesia de Tenerife valore las manifestaciones populares de religiosidad sabiendo hacia dónde ir y pasos concretos a dar, para que nuestro pueblo vaya madurando en la fe.

2. La meta de nuestro trabajo pastoral con la religiosidad popular consiste en: “ser cada vez más una Iglesia creyente, una Iglesia cada vez más pobre y más cercana a los pobres y marginados, una Iglesia más servidora, más profética, más misionera, con más sentido de pertenencia dinámica, con más presencia transformadora de los ambientes y con expresiones más concretas de corresponsabilidad” (Damián Iguacen Borau, Exhortación antela Fiestadela Virgende Candelaria, Boletín Oficial del Obispado, septiembre-octubre de 1.987).

3. El Objetivo del Sínodo, no puede ser otro que “fortalecer la fe y la vida de todos los fieles y buscar el mejor modo de anunciar el Evangelio a los hombres y mujeres de nuestro tiempo en las actuales circunstancias sociales, culturales, políticas y religiosas de nuestra Diócesis, especialmente a los más pobres, contribuyendo, así, a construir una nueva sociedad” (Felipe Fernández García, Obispo de Tenerife, Hacia el primer Sínodo de nuestra Iglesia Diocesana, Carta Pastoral, septiembre de 1.995).

4. “La fe incorpora hombres concretos al pueblo de Dios sin desarraigarlos de su propio pueblo y cultura ni embarcarlos, por así decirlo, en un medio eclesial flotante y sin base firme cultural” (“El catolicismo popular en el Sur de España”, Obispos del Sur, 1.979).

Estos criterios y metas nos piden las siguientes actitudes:

ESCUCHAR: Ningún discernimiento pastoral es correcto si no se escucha. Hay muchos acontecimientos que han nacido al calor de los misterios de la vida cristiana.

DISCERNIR: El discernimiento evangélico.La Palabrade Dios es el crisol de acontecimientos y situaciones. Ni la exclusión sin más, ni el pacto sin más.

ACOMPAÑAR: Hay que acompañar pastoralmente las formas de religiosidad popular. Proponer pistas para que, desde la purificación de elementos paganos, se pueda anunciarla Buena Nuevadel Amor de Dios y de su Reino. 

PIEDAD POPULAR EN EL I SÍNODO DIOCESANO NIVARIENSE


 | Enviar