S?bado, 13 de octubre de 2012

Carta de monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús con motivo de la apertua del Año de la Fe (5 de octubre de 2012). (AICA)

A los queridos pastores y fieles de la diócesis de Avellaneda-Lanús:
El Santo Padre Benedicto XVI ha querido proclamar para toda la Iglesia, desde el 11 de octubre de 2012 hasta el 24 de noviembre de 2913, el "Año de la Fe". Nosotros, adhiriendo jubilosamente a la iniciativa del Santo Padre, lo iniciaremos solemnemente en nuestra Diócesis de Avellaneda-Lanús, el lunes 15 de Octubre en la Fiesta de nuestra Patrona Secundaria Santa Teresa de Jesús. A las 19 hs. nos reuniremos en el Capilla Santa Teresa (Melo y Llavallol, Lanús Oeste) e iremos en procesión, manifestando públicamente nuestra fe, hasta la Parroquia San Judas Tadeo (2 de Mayo 2938) donde celebraremos como Pueblo de Dios: obispo, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y fieles laicos la Santa Misa a las 20 hs.

¿Qué significa celebrar solemnemente este gran acontecimiento? El Papa invita a una "auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo". El objetivo principal de este año, por una parte, es que cada cristiano "pueda redescubrir el camino de la fe para poner a la luz siempre con mayor claridad la alegría y el renovado entusiasmo del encuentro con Cristo" (Porta Fidei) y por otra parte, como decía el Santo Padre, en la homilía de inicio de su Pontificado (24/4/2005): "La Iglesia en su conjunto, y en ella sus pastores, como Cristo han de ponerse en camino para rescatar a los hombres del desierto y conducirlos al lugar de la vida, hacia la amistad con el Hijo de Dios, hacia Aquel que nos da la vida y la vida en plenitud".

El inicio del Año de la fe, está vinculado a la conmemoración del 50 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II realizada por el Beato Papa Juan XXIII el 11 de octubre de 1962. Este acontecimiento, histórico para la Iglesia y para el mundo, debe estar vivo en medio de la Iglesia, ya que, como decía el Beato Juan Pablo II, "es una gracia grande de la que la Iglesia se ha beneficiado en el siglo XX" "Con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza" (Novo Millenio Ineunte, 6/1/2001) Y a su vez, el querido Papa Benedicto XVI nos anima a ser concientes de que "si lo leemos y acogemos guiados por una hermenéutica correcta, puede ser y llegar a ser cada vez más una gran fuerza para la renovación siempre necesaria de la Iglesia".(Discurso a la Curia Romana, 22/12/2005).

¿Quién de nosotros puede decir que ya llegó en el camino de la madurez de la vida cristiana? O ¿Quién de nosotros puede permanecer satisfecho y pensar que estamos viviendo en la mejor de las épocas? Pienso que todos debemos reconocer que tenemos que ponernos de nuevo en camino: para que la luz de Cristo resucitado brille de nuevo en nuestras vidas y para que escuchemos religiosamente de nuevo la Palabra de Dios y nos alimentemos con el Cuerpo del Señor en la Eucaristía, para trasmitir esta fe viva que recibimos con fidelidad, verdad, amor y entusiasmo.

Hagámonos esta pregunta: Iglesia de Avellaneda-Lanús, ¿Qué dices de ti misma?, ¿Cómo vives la experiencia del Dios vivo, del crucificado y del resucitado? ¿En qué gastas las energías? ¿Con qué convicciones vives la novedad de la fe? ¿Cómo la profesas, cómo la celebras, cómo la vives, y cómo rezas?

A esto estamos invitados y a esto nos queremos comprometer. Empecemos por nuestras vidas, por nuestras familias, por nuestras comunidades y movimientos e incidamos también así en el bien común de toda la sociedad. Recordemos que la actitud de escucha nos lleva al testimonio y al anuncio.

Que María, la Virgen de la Asunción, nos ayude a hacer lo que el Señor nos diga y que Santa Teresa nos aliente a vivir en profundidad las raíces de nuestra fe.

A todos y cada uno de ustedes y a sus comunidades, los invitamos, los esperamos y los bendecimos, "fijos los ojos en Jesús, Autor y Consumador de nuestra Fe" (Hb 12,2), en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Mons. Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanñus
Avellaneda, 5 de octubre de 2012


Publicado por verdenaranja @ 23:36  | Hablan los obispos
 | Enviar