Jueves, 13 de diciembre de 2012

 Guión para el envío de Sembradores de Estrellas 2012 enviado por la Delegación Diocesana de Misiones de la diócesis de Tenerife.

CELEBRACIÓN DEL ENVIO DE SEMBRADORES DE ESTRELLAS

Canto:

Con un manojo de estrellas, Somos sembradores de estrellas u otro villancico apropiado.

Saludo:

Hoy querernos llenar nuestra ciudad (pueblo, barrio, colegio...) de estrellas. Queremos inundar los corazones de las personas de luz y alegría. Al igual que la estrella de Belén guió a los Magos al encuentro con  el Mesías, así queremos nuestras estrellas lleven a todos los que las reciban al encuentro con Dios.

En un momento del silencio, y en la presencia del Señor, pedimos la fuerza y la gracia necesarias para que podamos ahora escuchar su Palabra, que sepamos acogerla y con los misioneros del mundo saber testimoniarla. Los misioneros son como las estrellas que dan luz y guían a las personas para que se encuentren con Jesús.

Proclamación de la Palabra: Mt 2, 1-12.

Jesús nació en Belén, un pueblo de Judea, en tiempo del rey Herodes. Por entonces unos sabios de oriente se presentaron en Jerusalén, preguntando:

¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Hemos visto  su estrella  en el oriente y venimos a adorarlo.

Al oír esto, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Entonces convocó a todos los jefes de los sacerdotes y a los maestros de la ley y les preguntó donde tenía que nacer el Mesías. Ellos le respondieron:

En Belén de  Judea pues así está escrito en el profeta:

Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos, la menor de las ciudades principales de Judá; porque de ti saldrá un jefe que será pastor de mi pueblo, Israel.

Entonces Herodes, llamando a parte a los sabios, hizo que le informaran con exactitud acerca del momento en que había aparecido la estrella, y los envió a Belén con este encargo:

Id e informaros bien sobre ese niño; y cuando lo encontréis, avisadme para ir yo también a adorarlo.

Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y la estrella que había visto en oriente los guió hasta que llegó se paró encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de una inmensa alegría.

Entraron en casa. Vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra.

Abrieron sus tesoros y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra. Y advertidos en sueños de que no volvieran donde estaba Herodes, regresaron a su país por otro camino.

Reflexión:

Los Magos guiados por una estrella se pusieron en camino y se encontraron con Jesús.

Los misioneros también son como la estrella de Belén que guían a las personas para que se encuentren con Jesús y sean plenamente felices. Hoy, para muchas personas con las que nos vamos a cruzar por la calle, la estrella son ustedes que llevan la presencia de Jesús con alegría corno los misioneros. Las estrellitas que van a repartir son una buena noticia de parte de Dios. Felicitar la Navidad junto a los misioneros implica el deseo de construir un mundo con más esperanza, más justicia, más solidaridad y más amor. 

Peticiones espontáneas: (Respondemos: "Llénanos de tu luz, Señor)

Envío:

El Señor nos pide que seamos misioneros anunciando el nacimiento de Jesús a toda la gente que se vayan a encontrar. Ahora en voz alta deben manifestar el compromiso de ser sembradores de estrellas felicitando la Navidad en nombre de los de los misioneros. Respondamos:"Sí, estoy dispuesto”.

1. ¿Estás dispuesto a ser misionero de Jesús, anunciando a todos que llega la Navidad?

Si, estoy dispuesto.

2. ¿Estás dispuesto a ser sembradores de estrellas, de amor y de buen humor?

Si, estoy dispuesto.

3. ¿Estás dispuesto a comprometerte, con tus palabras y con tus buenas acciones, a sembrar el amor de Jesús cada día entre los que te rodean?

Sí, estoy dispuesto.

Después de este compromiso salgan a las calles y plazas. Jesús les bendice y les acompaña. El los envía a llevar la luz a todos los que se encuentren, también a sus familias y amigos.

Canto: Villancico.


Publicado por verdenaranja @ 14:09  | Misiones
 | Enviar