Jueves, 10 de octubre de 2013

Carta del Delegado Diocesano de misiones de la diócesis de Tenerife con el envío del material para la celebración del Domund 2013.

DEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES
OBISPADO DE TENERIFE

Queridos hermanos en el Señor:

Saludos cordiales en el inicio del nuevo curso pastoral.

Comienzo dándoles las gracias por el trabajo de animar en la misión a vuestras comunidades, lo hago en nombre de todos los misioneros que tanto agradecen nuestro recuerdo, nuestra oración y nuestra ayuda económica. Les agradezco la acogida y recepción de los materiales misioneros así como su eficaz distribución para que llegue el mensaje que portan a todo el pueblo de Dios.

Le envío el material correspondiente al Domund, este año con el lema: Fe + Caridad = Misión. Esta campaña misionera al principio del curso y casi a las puertas de la clausura del año de la Fe nos empuja ardientemente a ser "Discípulos y misioneros, aquí y ahora", "Discípulos y misioneros de la Palabra de Dios". Sí, el dinamismo misionero que brota del corazón del cristiano no debemos ignorarlo o apagarlo pues sería como apostatar de la fe o negar a Cristo ya que ser cristiano significa ser misionero. La jornada del Domund no invita a esponjar el corazón saliendo de nuestros pequeños reductos sociales y eclesiales para abrirnos a la universalidad de la Iglesia. "La comunidad cristiana debe salir del propio recinto para llevar la fe a las periferias, tanto geográficas como existenciales" (P. Francisco).

La oración, el sacrificio, la ayuda económica, la promoción de las vocaciones misioneras y la formación e información misioneras son elementos básicos que nos empujan fuera de nosotros mismos para centrarnos en Cristo y en los demás, especialmente en quienes no conocen la buena nueva del Evangelio, "El hombre de nuestro tiempo necesita una luz fuerte que ilumine su camino y que sólo el encuentro con Cristo puede darle" (P. Francisco)

Los sacerdotes, religiosas y consagrados debemos ser especialista en la misión por nuestro ser de cristianos y por nuestra especial consagración, por ello debemos alentar la cooperación y animación misionera de nuestros hermanos los laicos como piedras vivas de la Iglesia. Los materiales que les enviamos junto a otros que creativamente podamos buscar nos podrán ayudar a dinamizar las eucaristías, ratos de oración, reunión de grupos, etc. La animación misionera es permanente pero nos puede ayudar e! "octubre misionero" con la centralidad de! Domund.

Desde la Delegación de Misiones nuevamente les reiteramos las gracias por vuestro trabajo misionero y quedamos a vuestra disposición en lo que podamos ayudarles. Les recordamos que deben enviar íntegramente y puntualmente las ayudas económicas que se recauden no pudiéndolas derivar para otros fines respetando la voluntad de los donantes, son para el Domund, son el dinero de los pobres de las misiones.

Juan Manuel Yanes Marrero
Delegado Diocesano 


Publicado por verdenaranja @ 17:32  | Misiones
 | Enviar